top of page
  • Redacción.

AMLO reacciona a filtración del teléfono de su hijo

El presidente reaccionó a la filtración del teléfono de su hijo Credito:cuartoscuro


El presidente Andrés Manuel López Obrador reaccionó a la filtración del teléfono de su hijo, José Ramón López Beltrán, quien reportó a través de redes sociales que desde esta madrugada se ha difundido su información personal, como parte de un supuesto “un acto de invasión” a su privacidad y una forma de venganza.


Esto luego de que el presidente López Obrador exhibió el jueves pasado el número de Natalie Kitroeff, corresponsal del periódico estadounidense The New York Times que publicó ese mismo día un artículo sobre una nueva investigación de Estados Unidos en contra del mandatario, en la que se le acusó otra vez de recibir dinero del crimen organizado, pero ahora para su campaña electoral del 2018.


Al concluir la ceremonia por el Día de la Bandera, que encabezó en Mazatlán, Sinaloa, el presidente calificó como “muy vergonzoso” la filtración del número telefónico de su hijo mayor, de acuerdo con el periódico El Universal.


Asimismo, López Obrador insistió en que su gobierno no aceptará la calumnia en contra de “autoridades legales”, ni la injerencia de ninguna agencia extranjera ni periódico internacional, “por famoso que sea”.


“Es lo que dije y vuelvo a decir porque no aceptamos en México a nadie que calumnie a autoridades legales y legitimante constituidas, no aceptamos que haya injerencismo de ninguna agencia extranjera ni del periodismo internacional por famoso que sea”, dijo en entrevista con el mismo medio al finalizar el evento.


Esta mañana, José Ramón López Beltrán denunció en su cuenta de X, antes Twitter, que anoche se filtró su número celular a través de redes sociales, acusando que formaba parte de un acto de venganza en contra de su papá, quien ayer fue cuestionado en su conferencia mañanera sobre las críticas en su contra por exhibir el teléfono de la corresponsal del New York Times, lo cual no consideró un error y argumentó que fue para defenderse de la calumnia, proponiendo que si la reportera sentía en riesgo simplemente cambiara su teléfono.


“En las últimas horas, he sido objeto de un acto de invasión a mi privacidad, a través de la filtración de mi número de teléfono. Este acto, que entiendo como una forma de venganza y un intento de hacer daño, no solo me afecta a mí, sino que también pone en peligro a mi familia y a la seguridad que merecen”, escribió en una publicación.



**Con Información de Infobae

Comentarios


bottom of page