top of page
  • Redacción.

Auroras polares: se intensifica la tormenta solar, cuáles son los riesgos

Las autoridades advirtieron sobre posibles apagones o interferencias en los sistemas de comunicación este fin de semana.


Una dramática explosión solar desencadenó el viernes una tormenta geomagnética en la atmósfera terrestre que se espera haga visibles las auroras boreales en lugares tan al sur como Alabama y el norte de California, y podría interferir con las redes eléctricas, las comunicaciones y los sistemas de navegación.


Se trata de la tormenta más intensa que llega a la Tierra desde Halloween de 2003. Aquella fue lo bastante fuerte como para provocar cortes de electricidad en Suecia y dañar transformadores en Sudáfrica.


Los efectos podrían continuar durante el fin de semana, ya que un flujo constante de emisiones procedentes del Sol sigue bombardeando el campo magnético del planeta.


La actividad solar es tan intensa que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés), que vigila la meteorología espacial, emitió el jueves un inusual aviso de tormenta por primera vez en 19 años, que fue elevado a alerta el viernes. La agencia comenzó a observar estallidos en la superficie del sol el miércoles, con al menos cinco en dirección a la Tierra.


Mike Bettwy, jefe de operaciones del Centro de Predicción Meteorológica Espacial de la NOAA, dijo en una conferencia de prensa el viernes por la mañana: “Lo que esperamos para los próximos días debería ser más significativo de lo que hemos visto hasta ahora”.


Para la gente de muchos lugares, lo más visible de la tormenta serán las auroras boreales. Pero las autoridades y las empresas también estarán atentas a los efectos del fenómeno en las infraestructuras, como los sistemas de posicionamiento global, las radiocomunicaciones e incluso la energía eléctrica.


Aunque las auroras boreales se ven con más frecuencia en las latitudes más altas, cerca del Polo Norte, este fin de semana los habitantes de muchas otras partes del mundo ya están disfrutando de un espectáculo que podría durar hasta principios de la semana que viene.


Cuando el viernes dio paso al sábado en Europa, los habitantes de todo el continente describieron cielos teñidos de un moteado de colores.


Alfredo Carpineti, astrofísico, periodista y escritor del norte de Londres, las vio con su marido desde la azotea de su edificio residencial.


“Es increíble poder ver la aurora directamente desde el patio de mi casa”, dijo. “Esperaba quizás vislumbrar algo verde en el horizonte, pero estaba en todo el cielo, tanto en verde como en morado”.


A continuación, lo que hay que saber sobre el evento solar de este fin de semana.


¿Cómo afectará la tormenta solar a los habitantes de la Tierra?


Una alerta o aviso de tormenta geomagnética indica que la meteorología espacial podría afectar a infraestructuras críticas en la Tierra o en órbita cerca de ella. Podría introducir corriente adicional en los sistemas, lo que podría dañar tuberías, vías férreas y líneas eléctricas.


Según Joe Llama, astrónomo del Observatorio Lowell, las comunicaciones que dependen de ondas de radio de alta frecuencia, como la radioafición y la aviación comercial, son las que tienen más probabilidades de verse afectadas. Eso significa que es poco probable que tu teléfono móvil o la radio de tu auto, que dependen de ondas de radio de frecuencia mucho más altas, fallen.


Aun así, es posible que se produzcan apagones. Como con cualquier apagón, puedes prepararte manteniendo tus dispositivos cargados y teniendo acceso a baterías de reserva, generadores y radio.


La tormenta solar más notable de la que se tenga registro en la historia se produjo en 1859. Conocida como el Evento Carrington, duró casi una semana y creó auroras que se extendieron hasta Hawái y América Central y afectó a cientos de miles de kilómetros de líneas telegráficas.


**Con información de INFOBAE

Comments


bottom of page