top of page
  • Redacción.

Bomberos avanzan contra incendios forestales mortales en Maui, la reconstrucción costará millones


A medida que aumenta el número de muertos por los incendios forestales de Maui y los equipos de búsqueda y sus perros para cadáveres continúan el sombrío trabajo de examinar las ruinas de los edificios quemados, las autoridades estimaron el sábado que costará miles de millones restaurar la otrora pintoresca ciudad de Lahaina.


Los bomberos lograron algunos avances en la contención de las llamas, que mataron al menos a 80 personas y arrasaron comunidades enteras, pero las autoridades advierten que no saben exactamente cuántas personas siguen desaparecidas después de que los incendios forestales a principios de esta semana comenzaran a arrasar vecindarios en el oeste de Maui.


Las llamas, avivadas por los poderosos vientos del huracán Dora a cientos de kilómetros de la costa, se han convertido en el desastre natural más mortífero en Hawai desde que se convirtió en estado en 1959.


A partir del viernes por la noche, hora local, los tres incendios aún estaban activos después de que llegaran los informes iniciales el martes. Y aunque ha habido algunas mejoras en la contención, el riesgo de brotes permanece.


La gente en Kaanapali estaba evacuando el viernes por la noche después de detectar un incendio en el vecindario, que se encuentra a unos 6,4 kilómetros al norte de Lahaina, dijo la Policía de Maui. Posteriormente, el fuego se contuvo al 100%, según los funcionarios del condado.


De los tres incendios forestales más grandes que los equipos han estado combatiendo, el incendio mortal en Lahaina estaba contenido en un 85%, dijeron funcionarios del condado Maui el viernes por la tarde, frente al 80% informado el día anterior.


Los incendios en Maui dejan muerte y devastación


El incendio de Pulehu, ubicado más al este en Kihei, estaba contenido en un 80% el viernes, otra señal de mejora del 70% del jueves, señalaron las autoridades. Un tercer infierno en las colinas del interior del país central de Maui estaba contenido en un 50% el viernes, dijeron las autoridades.


Mientras tanto, los equipos de búsqueda y recuperación están utilizando perros para cadáveres para ayudar a encontrar a los desaparecidos y la posibilidad cada vez mayor de más víctimas fallecidas.


Hasta el momento, las cuadrillas no han registrado dentro de los edificios, dijo el viernes el alcalde del condado Maui, Richard Bissen. Las muertes en Lahaina confirmadas hasta el viernes por la tarde probablemente ocurrieron al aire libre mientras la gente intentaba escapar de las llamas, dijo a CNN el gobernador de Hawai, Josh Green.


“Sin duda, habrá más víctimas mortales. No sabemos, en última instancia, cuántos habrán ocurrido”, dijo Green, y señaló que los funcionarios deberían tener una mejor idea de eso en unos días.


Como los esfuerzos de búsqueda están en marcha, aquí está lo último hasta el sábado por la mañana:


Miles sin hogar en Maui


Los incendios han desplazado a miles de personas, dijo a CNN el jueves la administradora de FEMA, Deanne Criswell. Los que se alojan en los albergues han expresado una profunda sensación de incertidumbre, y el gobernador ha instado a la gente a llevar a las víctimas si pueden. Es probable que se establezca una línea directa para conectar a los residentes desplazados con habitaciones disponibles en casas y hoteles, agregó el gobernador.


Cierres de carreteras en Lahaina


Después de que a los residentes se les permitió una breve visita a su ciudad natal, la Policía de Maui cerró su carretera principal hacia Lahaina, Honoapiʻilani Highway. La carretera puede reabrirse al público alrededor de las 6 a.m. hora local, dijeron a CNN los oficiales de Policía de Maui. La Policía había cerrado la carretera este viernes después de que la gente intentara acceder a áreas restringidas de la zona del desastre.


Esta mañana, hay decenas de personas durmiendo en sus autos, una cola de automóviles que se extiende por cerca de 2 kilómetros, esperando que se vuelva a abrir la autopista Honoapiʻilani.


Dentro del corazón carbonizado de Lahaina en Maui


La comunicación en partes de Maui se ha visto comprometida debido a líneas cortadas, y muchos han informado que no han tenido noticias de sus seres queridos en días. Los funcionarios del condado Maui han recurrido a actualizar al público a través de las estaciones de radio. También publicarán nueva información en el sitio web del condado y en las páginas de redes sociales.


Respuesta a desastres bajo revisión


La fiscal general de Hawai, Anne Lopez, dirigirá una revisión exhaustiva de la respuesta de los funcionarios a los catastróficos incendios forestales, dijo su oficina este viernes. “Mi Departamento se compromete a comprender las decisiones que se tomaron antes y durante los incendios forestales y a compartir con el público los resultados de esta revisión”, dijo López en un comunicado.


Sirenas de emergencia


La noticia de la revisión llega cuando los registros estatales muestran que las sirenas de advertencia de Maui no se activaron, y las comunicaciones de emergencia con los residentes se limitaron en gran medida a los teléfonos móviles y las emisoras en un momento en que la mayor parte de la energía y el servicio celular ya estaban cortados.


Problemas de agua y energía


Las autoridades locales han advertido a los residentes que no beban el agua en las áreas de Upper Kula y Lahaina porque no es segura. “En lugar de agua del grifo, se recomienda a los clientes que usen solo agua embotellada para beber, cepillarse los dientes, hacer hielo y preparar alimentos”, dijo el viernes el condado Maui. Las restauraciones de energía estaban en marcha el viernes, con aproximadamente 5.000 cortes aún activos, según el sitio de seguimiento PowerOutage.us, una mejora significativa de los aproximadamente 11.000 del día anterior.


Si bien es demasiado pronto para determinar el alcance total de la destrucción generalizada, las pérdidas se estiman en miles de millones de dólares.


El condado Maui experimentó US$ 5.520 millones en “exposición de capital”, que es el costo estimado de reconstrucción luego de los daños causados ​​por el incendio de Lahaina, según una evaluación de daños actualizada del Pacific Disaster Center y FEMA este sábado.


Un total de 2.207 estructuras resultaron dañadas o destruidas y 878 hectáreas se quemaron como resultado del incendio de Lahaina, según la evaluación.


Como la ciudad está cerrada para los residentes, una pareja le dijo a CNN que no se les permitió el viernes ver su casa.


“La policía no nos deja ir a nuestra casa. Vivimos en la misma casa durante 50 años desde 1971”, dijo Steve Dolan a CNN.


“Quería bajar, ver si quedaba algo, pero no nos dejan”, dijo. “Nos ocuparemos de eso y esperaremos una semana o dos y podemos ir a ver qué queda y comenzar desde cero y reconstruir”.


**Con información de CNN EN ESPAÑOL

Comments


bottom of page