top of page
  • Redacción.

¿Cómo influye la música en el sexo? esto dice la UNAM



Escuchar música mientras limpias, trabajas o haces ejercicio, puede ayudarte a que el proceso sea ameno. Pero, ¿al tener actividad sexual has intentado poner de fondo un playlist que vaya acorde a la ocasión?


Si todavía no lo pruebas, pero quieres experimentar, te contamos cuál es la influencia de la música en el sexo y los mejores géneros musicales para que disfrutes sus beneficios.


¿Cómo influye la música en el sexo?


En un artículo publicado por UNAM Global, Hugo Sánchez Castillo, profesor de la Facultad de Psicología, explicó que escuchar música al tener relaciones sexuales no solo tiene el poder de ambientar la situación, porque también sirve como estimulante y nos ayuda a perder la pena.


Sin embargo, aclaró que a diferencia de lo que señalan algunos estudios, la música no tiene la capacidad de lograr que tengamos mejores orgasmos o mayor placer sexual.


“La música nos puede poner ciertas características. Que si la tonalidad del instrumento, la velocidad de éste; sumado, más la letra de la canción y la voz del cantante, crea un ambiente que ayuda a la persona a facilitar su conducta sexual. Pero como tal la música no me va a dar mejores orgasmos”, dijo.


Más bien, para el experto “la música forma parte de un conjunto de elementos que nosotros podemos conjuntar con la finalidad de poder generar un ambiente que facilite el sexo”.


¿Cuál es el género musical perfecto para los encuentros sexuales?


Sánchez Castillo, comentó que las canciones con letras sobre sexo son normales porque es parte de la naturaleza humana, ya que la música es una forma de expresarsión y por ende, “va a estar salpicada con lo que sentimos, creemos y queremos”.


En cuanto al tipo de música que es mejor para ambientar situaciones más íntimas, el académico citó un estudio elaborado por la Universidad de Londres, titulado “Science Behind the Song”, en el cual se muestran las ventajas y desventajas de diversos géneros musicales. Los resultados son los siguientes:

  • Rock y Heavy metal. Perfectos para el sexo. Ambos géneros permiten a las personas centrar su atención en disfrutar y el coito puede ser intenso o pasional.

  • Reguetón. No es un afrodisiaco. Este tipo de música provoca que los encuentros sexuales sean rápidos y sosos. Además, el estudio señaló que disminuye la capacidad cerebral y la memoria.

  • Pop. Aconsejable para coitos divertidos y relajados. Aunque se recomienda para parejas que están en una relación o que ya han intimado, pues no es ideal para experimentar.

  • Jazz y blues. Estimula los sentidos de la pareja. Si lo que buscan es un encuentro tranquilo pero sensual, entonces esta es la opción.

  • Clásica. Ideal para el sexo tántrico (práctica sexual meditativa que busca estimular a las personas para enfocarse en la conexión mental).

  • Electrónica. Tal como el reguetón, por su ritmo, este género es para algo rápido.

A pesar del estudio, Sánchez Castillo considera que no existe un tipo de música perfecto para tener relaciones sexuales, pues eso puede variar según lo que las melodías provocan en cada persona y los gustos musicales que tienen.


La relación entre el reguetón y el sexo


El universitario también dijo que, si bien muchas personas no gustan del reguetón, es un género que representa “la liberación y la libertad de poder tener la condición sexual que a ti te parezca. Que no haya un prejuicio, que no haya un juicio peyorativo hacia lo qué haces, no haces y con quién lo haces”.


Aunque recomendó que los menores no deberían estar expuestos a este género porque “provoca que haya una maduración sexual más rápida y un deseo de querer explotar ésta de manera más temprana”. Por ello, recomendó que los padres y madres de familia hablen con sus hijos e hijas sobre el tema.


**Con información de El Universal

Comments


bottom of page