top of page
  • Redacción.

Conversatorio sobre sindicalismo servirá para la revolución de conciencias: Margarita García


- La diputada del PT destaca que ha presentado iniciativas que garantizan condiciones óptimas que brindan estabilidad a los trabajadores; hay mucho por hacer en la materia

Palacio Legislativo, (Notilegis).- La diputada Margarita García García (PT), secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, afirmó que el eje central del sindicalismo es la defensa de los derechos de los trabajadores, ya que “esta lucha en contra de los patrones opresores e impositores es lo que dio nacimiento a la asociación de los trabajadores en organizaciones sindicales”.

Confió en que el Primer Conversatorio de Sindicalismo. “Derechos de los Trabajadores y Seguridad Social” servirá para seguir haciendo la revolución de conciencias que hace falta a los líderes sindicales, principalmente de las organizaciones de bases de trabajadores, que han permanecido paralizadas en la lucha para la que fue creada el verdadero sindicalismo.

Durante el segundo y último día del Conversatorio, en el que se abordó el tema “La importancia de los principios en el derecho social, señaló que los “enfrentamientos, tomas de instalaciones, represiones, desapariciones, presos políticos, entre otros temas, son los pilares en que la legislación sostiene su marco jurídico laboral. Hoy, afortunadamente, y como resultado de esta lucha sindical, los trabajadores tienen acceso a puestos de relevancia de gobierno”.

Comentó que la actual legislación laboral en México es el resultado de varias reformas importantes que han ido dando avances en materia de democracia y libertad sindical.

Destacó que entre los derechos laborales más importantes están: el esquema jurídico laboral, el reconocimiento de los derechos laborales más importantes, entre ellos, el salario justo, jornadas dignas, otorgamiento de días de descanso y vacaciones, aguinaldo y, lo más importante, la obligación de plasmar estos y más derechos en un contrato colectivo individual o colectivo para el caso de los trabajadores.

La diputada mencionó que durante su experiencia legislativa como secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, durante la LXIV y LXV Legislaturas, ha atendido los principios y valores de su bancada en defensa de los derechos de los trabajadores y su estabilidad en seguridad social.

Así como crear un ambiente óptimo para la fuerza laboral del país, garantizar las acciones del Estado en materia de seguridad social, lo cual “brindará una sociedad justa, con una vida digna de su fuerza de trabajo y sus familias.

“Hemos incursionado en la Ley Federal del Trabajo sobre la transparencia en los ingresos de los líderes sindicales; he presentado iniciativas que mejoren la vida de los trabajadores y sus familias y hemos participado en la regulación de la subcontratación u ‘outsourcing’. Sin embargo, aún tenemos mucho por hacer”, detalló.

Es por ello que ha presentado iniciativas que garanticen estas condiciones óptimas que brinden estabilidad a los trabajadores y sus familias; sin embargo, consideró que “tenemos mucho por hacer nosotros desde la legislación, y ustedes desde sus trincheras”.

En su participación, el magistrado de circuito, Héctor Arturo Mercado López, consideró que en el este país sólo hay dos esperanzas para cambiar de fondo, transformar la realidad y llevar trabajo digno a todos los trabajadores y que las feministas se unan y se movilicen; “se acabará el acoso sexual, laboral, la diferencia salarial, la imposibilidad de ascender en puestos para las mujeres y se lograría una igualdad plena”.

Consideró que se tiene que pensar en una gran reforma sobre inspección laboral, a fin de fortalecerla, porque sólo hay tres instrumentos institucionales de defensa de los trabajadores: sindicatos, inspección y tribunales laborales, pero cada quien actúa en momentos diferentes, que son insuficientes.

Aseguró que se abandonó el estudio del derecho social en las universidades, pero sobre todo en el discurso oficial y la justicia social. “Los derechos sociales son los encargados de la protección y desarrollo de los grupos que construyen la riqueza de este país, que son los grupos abandonados, entonces se da un fenómeno que es que la inmensa mayoría de los trabajadores no conocen sus derechos”, expresó.

Por lo anterior, enfatizó en la necesidad de difundir la reforma laboral, para que los trabajadores defiendan sus derechos, pues “es una reforma constitucional sin precedentes en 100 años y no hubo un trabajador diciendo estamos de acuerdo o no”, por lo que apuntó que el principal difusor de la existencia de los derechos sociales debería ser el gobierno mexicano, a través de campañas y tiempos de oficiales “para decirle al trabajador ‘hoy existe un centro de conciliación y registro laboral donde si tú vas te dan el registro laboral de inmediato’”.

Opinó que los sindicatos tienen que ser escuelas de formación, reflexión y conciencia social, para tomar posición crítica, objetiva y real de todos los fenómenos sociales donde se mueven “y cada trabajador sindicalizado debe convertirse en un militante de la difusión de la conciencia de los derechos del trabajador en sus casas, empezando, por su familia o por los vecinos o por el barrio”.

Alberto Romero García, abogado y capacitador, dijo que es importante la función de la capacitación sindical, la sensibilización, los principios y los valores, porque todo esto sirve para acercar, estrechar y generar frentes comunes de defensa de los derechos, no nada más de los trabajadores, sino de los derechos sociales, civiles, los derechos de las mujeres, hombres y grupos vulnerables.

Marisol Herrera Cisneros, abogada, comentó que uno de los aspectos más importantes de la reforma laboral, en negociación colectiva fue la legitimación de los contratos colectivos, “que traía grandes cambios como su publicidad, de los que no estaban enterados, procesos de consulta, la acreditación de la representatividad de los líderes sindicales depuración de contratos colectivos de trabajo”.

Por lo que, dijo, se tiene que realizar la negociación colectiva entre sindicatos y patrones en un sindicato para mejorar un contrato colectivo de trabajo, el cual establece las condiciones y las prestaciones, a través de las cuales se va a prestar un servicio, a través de la subordinación, en la que el patrón le va a dar órdenes al trabajador a cambio de un salario.

Alberto Ramírez García, abogado, comentó que un dirigente sindical implica tener el compromiso y que estén compenetrados con el derecho del trabajo y de seguridad social a fondo y debe ser casi jurista en materia de trabajo.

María Ascensión Morales Ramírez, académica de la Universidad Autónoma Nacional de México (UNAM), expuso que los temas de seguridad social tienen que formar parte de la agenda de los sindicatos, que son los que defienden dicho derecho de sus trabajadores, a fin de que el día de mañana tengan prestaciones y servicio, en particular de las mujeres que son quienes menos alcanzan dichos beneficios.

bottom of page