top of page
  • Redacción.

Cuenta IMSS con protocolo Código Rosa


- En el Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI se realizó un simulacro, con hipótesis del intento de sustracción de un recién nacido por una persona que se hizo pasar como personal médico


El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con el protocolo Código Rosa para la pronta localización de niñas y niños en situaciones de desaparición, ausencia o extravío dentro de sus unidades hospitalarias.

A fin de capacitar y sensibilizar al personal médico, de enfermería, técnico en Atención y Orientación al Derechohabiente, Conservación, Servicios Generales y elementos de seguridad y protección civil, de manera regular se llevan a cabo simulacros de este código.

La directora del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, Natividad Neri Muñoz, encabezó un simulacro que se llevó a cabo en esta Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), ubicada al sur de la Ciudad de México.

La hipótesis fue el intento de robo de un recién nacido que estaba al cuidado de su padre y que es engañado por un sujeto que simula ser médico, quien le pide le entregue al bebé para realizarle un protocolo de estudios. Al activarse el Código Rosa, los accesos al hospital fueron cerrados y el personal de Policía Federal encontró al menor dentro de una mochila.

“De manera inmediata damos el aviso al personal de toda de la Unidad, y junto a la policía nos damos a la tarea de buscar al menor; nos distribuimos en techo, pisos, sótano, se cierran las puertas, tenemos también cámaras térmicas para buscar en mochilas y nada sale sin previa revisión, todo hasta que localizamos al infante; verificamos su estado de salud, y la identidad del padre o del tutor”, detalló la doctora Neri Muñoz.

Señaló que la capacitación en este y otros protocolos es continua, como parte de Hospital Seguro, estrategia que el director general del Seguro Social, Zoé Robledo, tiene como tema prioritario; la capacitación dentro del Programa de Protección Civil se realiza de forma cotidiana.

Alejandro Ángeles Torres, responsable de Protección Civil y jefe de la Oficina de Conservación del Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI, explicó que la capacitación del “Código Rosa” es producto de un esfuerzo colegiado del Comité Hospitalario de Emergencias y Desastres, integrado principalmente por elementos de los programas de Protección Civil y Hospital Seguro.

Señaló que en la planeación de los simulacros se deben plantear hipótesis que determinen la naturaleza del agente perturbador, su intensidad, magnitud y alcance, “si va a ser para toda la UMAE o solo una sección, y las características principales de cada uno de los agentes, ya que puede ser un sismo, un incendio, el extravío o un robo de infante, demolición u otras causas”.

Por ello, dijo que se cuenta con nueve protocolos de Protección Civil, cada uno tiene asignado un color: rojo para incendio; amarillo para evacuación; azul en casos de violencia; verde por enfermedad aguda; morado por persona atrapada; rosa ante extravió, ausencia o pérdida de un infante, y gris en el caso de un adulto mayor; naranja ante problemas en el suministro de fluidos y líneas vitales; café por derrame o fuga de sustancia química peligrosa.

Michel Lancón Pérez, brigadista del Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI destacó que cada brigadista y elemento de la Policía Federal actúan en conjunto en el momento en que se activa este protocolo, se colocan en puertas de acceso, pasillos, áreas como quirófanos y salas de espera. La comunicación se efectúa mediante radiofrecuencias y códigos para ubicar y detener al agresor, con la prioridad de ubicar y recuperar al menor.

En este simulacro, Lancón Pérez simuló la persona que intenta sustraer al menor del hospital; señaló que si bien es un papel que nadie quiere hacer, la capacitación del personal comprende una preparación psicológica para realizar este ejercicio de la forma más real posible, por lo que se dio a la tarea de revisar experiencias que han ocurrido en otras instituciones.

Indicó que para apoyar a las y los derechohabientes que lleguen a vivir una experiencia como es el intento de robo de su hija o hijo, se cuenta con personal que brinda acompañamiento psicológico y legal.

bottom of page