top of page
  • Redacción.

Difunden rescate de náufrago y su perra por buque atunero



- Los videos difundidos por Grupomar muestran el primer contacto con el ciudadano australiano, quien estuvo a la deriva casi tres meses


Grupomar difundió las imágenes del momento del rescate del náufrago Timothy Lyndsay Shaddock, de 54 años.


El director de Grupomar, Antonio Guerra, informó que la nave fue avistada por un helicóptero y luego se procedió a su identificación.


El video difundido ahora muestra que los rescatistas rodearon el catamarán para asegurar la zona y posteriormente abordaron la nave.


Los empleados del buque atunero le preguntaron si estaba bien y si tenía armas o drogas.


La perrita “Bella” se veía curiosa y contenta mientras su compañero de viaje respondía las preguntas:


-Andrés (Tuny): Hola señor, ¿habla inglés?

-Timothy: Yeah.

-Andrés (Tuny): Mi nombre es Andrés… ¿tiene alguna droga o armas a bordo?

-Timothy: No, pueden registrar lo que quieran.


Posteriormente, el empleado de Tuny vio un cuchillo y le pidió que se quitara, a lo que Timothy accedió amigablemente.


En ese primer encuentro, el australiano dijo que partió de La Paz.


Un náufrago australiano fue encontrado por un buque atunero mexicano en el océano Pacífico después de tres meses a la deriva al lado de su perra.


De acuerdo con la empresa productora de la marca de atún “Tuny”, se espera que la tripulación, que rescató al náufrago con vida, arribe al puerto de Manzanillo, en el estado de Colima.


El sobreviviente de origen australiano fue identificado como Timothy Lyndsay Shaddock, de 54 años, mientras que su animal de compañía, una perra con pelaje negro y café se llama Bella.


Al momento de ser rescatado por la embarcación de Grupomar, ambos se encontraban aún a bordo de su nave marítima “Aloha Toa”, donde se alimentaban de pescado crudo y agua de lluvia.


De acuerdo con información proporcionada por la empresa atunera, Tim Shaddock se encontraba “en una situación extremadamente precaria después de haber pasado tres meses sin provisiones adecuadas ni refugio”.


La empresa atunera señaló que fue la experiencia de la tripulación del buque, lo que ayudó a que “el australiano pudiera ser rescatado sano y salvo”.


Además, se precisó que se le dio atención médica, hidratación y alimentación necesaria, tras su rescate en alta mar.


De acuerdo con el parte que dio la empresa privada, el buque atunero mexicano se encontraba en un viaje ordinario de pesca y realizaba labores habituales. Estaban más de 1,200 millas de tierra.


Sin embargo, miembros de la tripulación dieron aviso al capitán de la embarcación, Óscar Meza, ya que avistaron a un hombre flotando en una embarcación averiada en aguas internacionales.


Grupomar detalló que este rescate se dio de manera exitosa debido a la rapidez y gran determinación de la tripulación para la recuperación del náufrago y su compañera.


La empresa agregó que no ha sido la primera vez que alguno de los buques de la flota de Grupomar rescata a un náufrago en alta mar.


A pesar de ello, señaló “la historia de supervivencia del Sr. Shaddock y el notable rescate realizado por la tripulación del buque atunero mexicano, parte de la flota de Grupomar, han capturado la atención de la comunidad marítima y del público en general”.


El conglomerado de buques atuneros también detalló que la embarcación dio aviso a las autoridades mexicanas para que pueda ser atendido al llegar a la costa del Pacífico mexicano.


Entre las autoridades a las que se les dio aviso se encuentran la Secretaría de Marina (Semar), la capitanía del puerto de Manzanillo, el Instituto Nacional de Migración, sanidad internacional, así como a la embajada de Australia.


Esto con la finalidad de que se realicen los trámites correspondientes y comenzar con los protocolos legales para que Shaddock pueda regresar a su hogar sano y salvo con su perra Bella.



**Con información de ARISTEGUI NOTICIAS

bottom of page