top of page
  • Redacción.

Dile adiós a los mosquitos en tu hogar


Sin lugar a dudas, los mosquitos son uno de los insectos más desagradables y molestos, no sólo por su apariencia sino por las picaduras que provoca. En ese sentido, acabar con ellas podría resultar demasiado complejo si no prevenimos su reproducción masiva antes de tiempo. Por ello hoy te recomendamos crear un repelente casero y super efectivo, con ayuda del bicarbonato de sodio.


A pesar de su tamaño diminuto, los mosquitos ocasionan enfermedades peligrosas como el virus del Dengue, el Zika y el Chinkungunya. Todo ello lo generan a través de sus picos largos con los que extraen la sangre necesaria para alimentarse, donde a su vez ocasionan molestias en la piel. Sin embargo, su presencia podría ser reducida con ayuda de un repelente natural, que aprovecha las propiedades ocultas del bicarbonato de sodio.


3 repelentes caseros para eliminar los mosquitos:


Bicarbonato de sodio y agua:


Para la creación de este repelente casero, lo que haremos será diluir una cucharada de bicarbonato de sodio dentro de un vaso con agua. Una vez que esté mezclado, vertemos la preparación dentro de un atomizador. Por último, esparcimos la fórmula en las entradas principales de tu hogar para formar una barrera de protección invisible contra los mosquitos.


Bicarbonato de sodio y aceites esenciales:


Sobre la segunda opción, lo que haremos será mezclar el bicarbonato de sodio con cualquier aceite esencial que gustes. Sin embargo, fragancias como la citronela y la lavanda, combaten de forma efectiva la presencia de los mosquitos dentro del hogar. Para ello, este repelente se prepara a partir de una cucharada de este polvo y el aceite aromático dentro de un recipiente, el cual dejaremos reposar en el jardín.


Bicarbonato de sodio en crema:


Se trata de un repelente alternativo que no sólo trata de ahuyentar a los mosquitos, sino que podría calmar las picaduras molestas. Para ello, dentro de un recipiente, preparamos una pasta a base bicarbonato de sodio y agua. Luego de que se forme un mezcla uniforme, lo aplicamos de forma directa en la piel, lo dejamos reposar por unos minutos y lo quitamos con agua tibia.


**Con información de TERRA

Comments


bottom of page