top of page
  • Redacción.

Disturbios frente a la Moneda previo a reunión AMLO-Boric



A unas horas del encuentro bilateral entre los presidentes de Chile, Gabriel Boric, y de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Palacio de la Moneda, se registraron algunos disturbios en torno a la sede del Poder Ejecutivo chileno.


El viceministro del Interior, Manuel Monsalve, informó que grupos de infiltrados y radicales promovieron estas protestas que afectaron el centro Cultural de la Moneda, algunos edificios públicos e inmuebles y negocios privados


Informó que están desplegados cinco mil carabineros para salvaguardar todas las actividades conmemorativas del 50 aniversario del Golpe militar. Mencionó que 600 carabineros más están adscritos a la protección de los jefes de estado que acudirán a los actos oficiales, entre ellos el presidente mexicano.


Desde temprano se realizaron movilizaciones de grupos de anarquistas en las inmediaciones de Palacio de la Moneda.


Por la mañana, López Obrador sostuvo una reunion privada con el primer ministro de Portugal, Antonio Luis Santos da Costa.


Desde temprano, miles de manifestantes se movilizaron como parte de la actividad es conmemorativas del golpe de estado que incluía una marcha hacia el cementerio donde se encuentran las tumbas de las víctimas del golpe. En un momento dado, Boric se incorporó a la romería y por espacio de 15 minutos la encabezó detrás de una manta que decía Salvador Allende siempre presente.


Momentos después se retiró hacia El Palacio de la Moneda, y posteriormente comenzaron los graves incidentes en torno al Palacio de la Moneda que dejaron algunos daños en ventanales. En medio de algunos disturbios, los vehículos antimotines comenzaron a dispersar a grupos radicales que comenzaron a romper vallas y provocar daños en inmuebles.


Mediante chorros de agua lanzada con potencia comenzaron a dispersarlos tratando de controlar la inconformidad expresada por estos grupos. Algunos manifestantes llegaron a unos metros del Palacio de la Moneda, rompiendo el despliegue de seguridad que se tenía previsto e hiriendo a tres carabineros.


A las 10 de la mañana, en la puerta lateral de La Moneda que da a la calle Morandé, signada con el número 80, y por la cual en 1973 fue retirado el cadáver de Allende en una camilla cubierto por un chamanto boliviano, Gabriel Boric, la senadora Isabel Allende, hija del gobernante, y otros familiares, participaron de la inauguración de la exposición “El caminar de un demócrata”.


Se trata de una instalación que muestra los zapatos que aquel día fatídico calzaba el gobernante chileno y que es el único que ha podido ser recuperado de los que vestía en aquella fecha.


Concluido este acto cultural, por la dirección de Morandé 80 comenzó a desfilar una romería cuyo destino era el cementerio general de Santiago, hasta el memorial de mármol donde están inscritos los nombres de 3 mil 500 ejecutados políticos y desaparecidos que causó la dictadura, en la cual participaron miles de personas.


En la romería participó y fue encabezada a su paso por La Moneda, por el presidente Boric.


Como suele suceder, algunas decenas de radicales, anarquistas, antisistemas, barra bravas y lumpen, se infiltraron en la marcha y causaron graves desmanes y actos vandálicos, destruyendo y saqueando propiedad pública y privada.


Duros enfrentamientos se produjeron con la policía que dejaron heridos y detenidos.


A través de sus redes sociales, Boric señaló que "los familiares de los desaparcodos, detenidos políticos y ejecutados por la dictadura militar participaron en una marcha que después de mucho tiempo se autorizó que pasara por el Palacio de la Moneda. Partícipe orgulloso porque estoy convencido que gracias a su lucha incansable por verdad y justicia es que hoy nosotros estamos aquí".


Sin embargo, Boric afirmó que al final de la marcha "grupos pequeños de encapuchados buscaron reventar la movilización. Rompieron vidrios y atacaron indistintamente a agrupaciones y militantes de los partidos de Juventud Socialisa, Partido Comunica, Corriente Socialista, entre otros. Después causaron desmanes, en el camino y terminaron violentando de manera brutal tumbas en el cementerio general, entre ellas las del exsenador, Jaime Guzmán y el Mausoleo de Carabineros.



**Con información de LA JORNADA


Comentarios


bottom of page