top of page
  • Redacción.

Fiscalía de Aguascalientes asegura que pareja del ‘magistrade’ le mató y se suicidó


Jesús Ociel Baena Saucedo fue asesinado por su pareja sentimental, Dorian Daniel Nieves Herrera, quien luego se suicidó, según el fiscal del Estado de Aguascalientes, Jesús Figueroa Ortega. “Hubo una discusión entre ellos en la planta alta de una finca, encontramos una mancha en la cama y desorden del otro lado”, señaló el funcionario en entrevista en RadioFórmula. “Las necropsias hallaron en el cuerpo del magistrado 20 heridas, 19 son superficiales con objeto cortante, posiblemente una navaja de rasurar”, añadió Figueroa.


De acuerdo con el relato del funcionario, fueron halladas varias pisadas de sangre, además de un goteo que sugiere que Baena Saucedo aún se encontraba con vida cuando bajó las escaleras después de la discusión y el ataque con las navajas. “Una de las heridas, la mortal, alcanzó la yugular, y es la que provoca el sangrado abundante en el magistrade”, ha dicho el fiscal.


Los cuerpos de Baena y Nieves fueron encontrados en la planta baja en el domicilio del fraccionamiento Punta del Cielo, donde residía Baena. En las manos de la pareja del jurista se detectaron heridas cortantes en varios dedos, lo que, según la autoridad, indicaría su responsabilidad. Las primeras investigaciones indican que no hubo otras personas involucradas en los decesos.


“Pensamos que subió por otra navaja más y que se hirió en la parte frontal de su cuello, un corte fino, amplio, que le causó la muerte. Ambos cuerpos quedaron a centímetros uno de otro”, dijo el fiscal. “Puede parecer una hipótesis poco creíble; estamos siendo cuidadosos, sobre todo para mantener el registro de todos los indicios; eso sin mencionar la inspección que se realizó sobre el lugar”, aclaró Figueroa.


Casi un día después de que se diera a conocer la muerte del magistrade, aún no han concluido las pruebas de toxicología que muestren si Baena y Nieves se encontraban bajo los efectos de alcohol u otras sustancias.


Las circunstancias de la muerte del magistrade han generado suspicacia en México. Por un lado, los cuestionamientos sobre si se trata o no de un crimen de odio en función a la identidad de género, reivindicada por el propio Baena Saucedo como persona no binaria, o bien, de la propia preferencia de su pareja sentimental, a quien hoy se le responsabiliza del asesinato y su suicidio.


Los únicos registros en video que existen de la pareja muestran a ambos entrando en su domicilio “de modo normal”, según el fiscal. Baena Saucedo, de 38 años, se nombraba como “una persona no binaria y orgullosamente homosexual”, es decir, alguien que no se identifica ni con el género masculino ni con el femenino.


Tan solo unas pocas horas después de su deceso, cientos de personas se lanzaron a las calles a protestar por su fallecimiento, inconformes con la explicación de que se trata de un crimen “de índole personal”. “Crimen pasional, mentira nacional” o “señor, señora, no sea indiferente. Se matan disidentes en la cara de la gente”, fueron algunas de las proclamas de los manifestantes.


**Con información de EL PAÍS

Comments


bottom of page