top of page
  • Redacción.

Gobierno concluye compra de Mexicana de Aviación por 815 millones de pesos


El gobierno mexicano llegó a un acuerdo con los antiguos empleados de la extinta aerolínea Mexicana de Aviación para comprar la marca de la compañía por 815 millones de pesos , dijo este jueves la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján.


El gobierno mexicano llegó a un acuerdo con los antiguos empleados de la extinta aerolínea Mexicana de Aviación para comprar la marca de la compañía por 815 millones de pesos (unos 48 millones de dólares), dijo la mañana de este jueves la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján.


La refundada aerolínea estatal estará gestionada por militares, será de bajo coste y podría comenzar a vender boletos tan pronto como en el mes de septiembre, afirmó por su parte el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval, durante la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador.


López Obrador ha expresado con anterioridad su intención de revivir la aerolínea con la gestión de militares.


La aerolínea, que requerirá una inversión inicial de 4,000 millones de dólares, arrendará en principio 10 aviones Boeing 737-800 y su tripulación. De estas aeronaves tres serán entregadas a finales de septiembre y las siete restantes al finalizar octubre, añadió Sandoval.


El fabricante de aviones Boeing dio asesoría para generar el plan de negocios de la compañía, dijeron los funcionarios, una relación entre el gobierno y la empresa estadounidense que AMLO había mencionado a finales de 2022.


El acuerdo incluye la compra de tres edificios y un simulador de vuelo, y además el Gobierno comenzará a pagar desde la próxima semana a los más de 7,000 exempleados con los que Mexicana de Aviación tiene impagos tras entrar en concurso de acreedores en 2010, añadió la secretaria de Gobernación.


La aerolínea volará a 20 ciudades desde el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), gestionado por militares y ubicado en las afueras de la capital del país, y contará también con otra base en el nuevo aeropuerto internacional de Tulum, aún en construcción.


**Con información de EL ECONOMISTA

bottom of page