top of page
  • Redacción.

Homenaje al notable poblano Héctor Azar



Con motivo del Día Internacional del Teatro, el Senado de la República realizó un homenaje póstumo a Héctor Azar Barbar, notable escritor y fundador de instituciones teatrales quien nació en Atlixco, Puebla, el 17 de octubre de 1930 y murió en la Ciudad de México, el 12 mayo del año 2000.


El poeta, cronista, dramaturgo, ensayista y narrador estudió Derecho y las maestrías en Letras Modernas y Francesas en la Universidad Nacional Autónoma de México; fue fundador y director del grupo piloto del Teatro Estudiantil Universitario; y jefe del Departamento de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.


También fue director de la Casa del Lago, donde creó el Foro Abierto y el Teatro de Cámara; fundador de la Compañía Nacional de Teatro del INBA, de la cual fue director titular; y fundador y director del Centro de Arte Dramático.


Ganó el Gran Premio durante el I Festival Mundial de Teatro de 1964 por la representación de Divinas Palabras de Ramón del Valle Inclán, en Nancy, Francia; las Palmas Académicas 1970 que otorga el Gobierno de la República Francesa y la Medalla Pitao Layate, la Diosa de las Artes en 1972, por su contribución a la cultura oaxaqueña.


Además, el Premio Juan Ruiz de Alarcón de la Asociación Mexicana de Críticos de Teatro 1972 por la mejor obra de teatro no representada; el Premio Xavier Villaurrutia 1973 por Los Juegos de Azar: Seis Obras en un Acto y el Premio Sor Juana Inés de la Cruz de la Unión de Críticos y Cronistas de Teatro por Inmaculada.


El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Alejandro Armenta Mier, dijo en el Día Internacional del Teatro, que se celebra el 27 de marzo, que el arte es un idioma universal que nos identifica a todos, por lo que no importan las distinciones partidistas y don Héctor fue un hombre que unía corazones, conciencias y talentos.


Señaló que la obra del dramaturgo es universal. Además, indicó que Azar Barbar recibió muchos homenajes en vida, pues fue un hombre muy querido, por lo que afirmó que se debe reconocer en vida a las mujeres y los hombres que le han dado tanto a México.


A su vez, la Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico-África, Cora Cecilia Pinedo Alonso del PT, indicó que el artista poblano fue y sigue siendo uno de los pilares en el progreso de las instituciones teatrales en México.


Carlos Eduardo Azar Manzur, hijo del dramaturgo homenajeado, comentó que el teatro no puede distanciarse del trabajo humano, es decir, que ante los cambios del mundo no deben mantenerse ajenos.


Además, le entregó la Insignia Azariana a la Directora de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), Aurora Cano, por su trayectoria y aportación profesional a nivel nacional en el campo de la literatura, el teatro y la dramaturgia.


Aurora Cano sostuvo que el teatro es el mayor generador de pensamiento crítico que hay entre las artes, esto debido a su naturaleza para el consumo público en espacios abiertos. Asimismo, agradeció a Héctor Azar por fundar las instituciones culturales que trazaron el camino para el desarrollo del teatro nacional, toda la comunidad está en deuda con él.


Manuel Reygadas, director, actor y productor, agradeció el apoyo, los consejos y la orientación al gremio del teatro en México. Además, recordó que Azar Barbar era un charlista magnífico.


Adriana Acevedo, representante de Creadores Artísticos Héctor Azar Barbar, dijo que este colectivo es salvaguarda del legado artístico y cultural, tangible e intangible, de su mentor. Además, presentó un corto documental realizado por este colectivo en colaboración con Cecilia Cabrera Morales del Consejo de la Crónica de Atlixco.


También se develó un busto de Héctor Azar Barbar, elaborado por Tizoc Ramos Hernández.


Finalmente, se realizaron lecturas dramatizadas de fragmentos de La Seda Mágica, El Corrido de Pablo Damián, El Placer de la Inmortalidad e Inmaculada, obras del dramaturgo, a cargo de Adriana Acevedo, Carlos Eduardo Azar Manzur, Rabindranath Espinoza Alarcón y Martha Ofelia Galindo.


En 1993, el Gobernador de Puebla, don Manuel Bartlett Díaz lo nombró Secretario de Cultura, un desafío que aprovechó para formar la Orquesta Sinfónica del estado de Puebla y la Compañía Estatal de Teatro. También fundó los museos de Arte Moderno y Arte Virreinal y la organización del famoso Festival Palafoxiano.


En fin, como se dijo en el homenaje póstumo a Héctor Azar, el 17 de octubre de 2000 en el Teatro del Palacio de Bellas Artes:


Naciste por donde se paseaba Dios,

como en el paraíso terrenal.

Te moriste tú,

el niño prodigio de Atlixco, Puebla,

pero no dejarán de percibirse

tus aromas, la ruda, el poleo…


raultorress@hotmail.com


Comments


bottom of page