top of page
  • Redacción.

Industria de vehículos eléctricos de EU se fortalece en México con 140 plantas proveedoras



- México tuvo un incremento anual de 19.7% en la manufactura de componentes para vehículos eléctricos, según datos de la INA


México suma 140 plantas que actualmente suministran componentes a fabricantes estadounidenses de vehículos eléctricos como Tesla, Rivian y Lucid Motors, informó Armando Cortés, dirigente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).


“México se está insertando de una manera muy exitosa en la cadena de provenía de componentes eléctricos y esto es algo que vamos a seguir viendo”, comentó en una conferencia de prensa.


Además, Cortés sostuvo que uno de los objetivos de la INA “es la identificación de toda la cadena de proveeduría de componentes eléctricos para la producción de los nuevos vehículos eléctricos, en las nuevas líneas de producción (en Estados Unidos)”.


“Actualmente, si consideramos tres armaduras eléctricas de Estados Unidos: Tesla, Rivian o Lucid, las tres de origen californiano, estamos hablando de que México tiene 140 plantas que son proveedoras activas de autopartes de estas tres armadoras de vehículos eléctricos”, detalló.


El directivo de INA destacó que la principal producción mexicana de autopartes es la manufactura de componentes eléctricos, un área en la que México destaca por su elaboración de arneses a nivel global.


De acuerdo con datos de INA, un 20% de la producción total en los primeros siete meses del año tuvo relación con la manufactura de partes eléctricas, con lo que sumaron 13,669 millones de dólares, un incremento anual de 19.7% ante el mismo periodo en 2022.


“Las partes eléctricas, básicamente, se refieren a los arneses automotrices en los que México es un líder indiscutible de producción a nivel mundial”, añadió.


A este sector le siguieron la elaboración de transmisiones, embragues y sus partes; telas, alfombras y asientos automotrices; partes para motor; y suspensiones direcciones y sus partes, entre otros.


Cortés destacó la racha consecutiva de siete meses con valores históricos de producción, con un crecimiento anual del 11.56% en el periodo enero-julio de 2023, cinco veces superior al crecimiento de la industria manufacturera y tres veces más que el crecimiento de la actividad industrial del país.


“Este dinamismo también es patente cuando se compara el mes de julio de 2023 versus julio de 2022, donde hay un crecimiento del 24%”, abundó.


Es por ello que anunció que la Industria Nacional de Autopartes actualizó su pronóstico de producción al cierre de 2023 a 117,530 millones de dólares, lo que representaría un avance anual del 12% respecto de 2022.


Además, pese a los paros técnicos en México y en Estados Unidos por la huelga contra las grandes automotrices, Cortés aseguró que el comportamiento del empleo en julio se mantiene “positivo” en 903,000 trabajos directos.


**Con información de FORBES MÉXICO



Comments


bottom of page