top of page
  • Redacción.

La huelga automotriz en Estados Unidos cierra la planta más rentable de GM


Con esta medida, el sindicato United Auto Workers cumple la amenaza de cerrar una de las manufacturas más rentables de las llamadas “Tres Grandes”.


Por segundo día consecutivo, el sindicato United Auto Workers (UAW) arremete contra las empresas automotrices y cierra la planta de General Motors en Arlington, Texas, donde produce SUV’s. La presión de los trabajadores se intensifica y se suman 5,000 empleados de la industria más a la huelga.


El United Auto Workers cerró la planta más grande y rentable de GM en Estados Unidos.


Con este hecho, el sindicato cumple la amenaza de cerrar una de las manufacturas más rentables de las llamadas “Tres Grandes” (GM, Ford y Stellantis), luego de que el UAW sostiene que las compañías se niegan a satisfacer las necesidades de los trabajadores sindicalizados.


En su día 40 del paro laboral de la industria automotriz estadounidense, la planta de Arlington, que fabrica grandes SUV como el Chevrolet Tahoe, el GMC Yukon y el Cadillac Escalade, y que se consideran los más rentables, se suma a la huelga en exigencia de mejoras salariales.


El presidente de la UAW, Shawn Fain, señaló que GM superó las expectativas de Wall Street, pero su oferta va a la zaga de Ford, preservando una estructura salarial de dos niveles y ofreciendo la contribución más débil de los tres fabricantes de automóviles con un ocho por ciento.


Es hora de que los trabajadores de GM, y toda la clase trabajadora, obtengan su parte justa", dijo Fain.


La CEO de GM, Mary Barra, dijo en la conferencia telefónica de ganancias del martes que la compañía ya ha hecho una oferta récord y no aceptará un contrato que ponga en peligro el futuro de la compañía.


**Con información de EL ECONOMISTA

Comments


bottom of page