top of page
  • Redacción.

Los primeros camiones con ayuda entran en Gaza


Los primeros camiones que transportaban ayuda humanitaria entraron en Gaza este sábado, dos semanas después de que Israel lanzara un asedio completo del enclave en respuesta a los ataques mortales del grupo extremista islamista Hamas.


Los camiones entraron por el cruce de Rafah, el único punto de entrada a Gaza no controlado por Israel, según lo visto por el equipo de CNN en el lado palestino de la frontera. El cruce se cerró rápidamente después de que pasaran 20 camiones.


La gente en el lado egipcio de la frontera, donde las organizaciones de ayuda habían esperado durante días para recibir luz verde, estaban jubilosas cuando se abrió el cruce, celebrando con vítores y cánticos.


Las oficinas de prensa del Gobierno controladas por Hamas dijeron que los camiones estaban cargados con medicinas, suministros médicos y una cantidad limitada de alimentos enlatados.


Sin embargo, si bien estos suministros se necesitan desesperadamente, los trabajadores humanitarios dicen que son una fracción de lo que se necesita para los 2,2 millones de personas hacinadas en Gaza bajo un bloqueo impuesto por Israel y Egipto.


Las condiciones se han vuelto más espantosas cada día, con hospitales al borde del colapso y los habitantes de Gaza se están quedando rápidamente sin alimentos, agua y otros suministros críticos en medio de los bombardeos casi constantes de Israel.


¿Qué es el cruce de Rafah, la última esperanza de los habitantes de Gaza para escapar de la guerra?


Camiones que transportan ayuda humanitaria llegan el sábado 21 de octubre al lado palestino de la frontera con Egipto en Rafah, Gaza. (Crédito: Ibraheem Abu Mustafa/Reuters)


La llegada de la ayuda se produce apenas un día después de la liberación de dos rehenes estadounidenses de Gaza, la primera desde los ataques de Hamas del 7 de octubre, pero su libertad también profundizó las dudas sobre el destino de aproximadamente otros 200 rehenes en caso de que los soldados israelíes ingresaran al enclave.


Hamas, el grupo extremista islamista que controla Gaza, entregó a los rehenes en la frontera este viernes, y Judith Tai Raanan y su hija Natalie Raanan, de 17 años, ahora están en camino para reunirse con sus seres queridos.


Para su familia, la liberación marcó el final de una pesadilla que comenzó el 7 de octubre cuando miembros de Hamas llevaron a cabo la peor masacre de judíos desde el Holocausto, matando a más de 1.400 personas y secuestrando a decenas de ellos para regresarlos a Gaza.


Hasta ahora, al menos 4.127 personas han muerto en los ataques de represalia de Israel contra Gaza, según el Ministerio de Salud palestino en Gaza controlado por Hamas, incluidos cientos de mujeres y niños, incluso cuando Israel afirma que sólo está atacando lugares de Hamas.


Hamas libera a una madre e hija estadounidenses que tenía como rehenes, mientras se profundiza la crisis humanitaria en Gaza

"Estamos listos para comenzar este increíble viaje de curación y alivio del trauma para ella", dijo Ben Raanan, hermano de Natalie.


Pero, señaló, la pesadilla continúa para muchos otros.


"Hay familias en toda Gaza y en Israel que están experimentando una pérdida que ni siquiera puedo imaginar", dijo.


Muchas de esas familias israelíes asistieron a una ceremonia en Tel Aviv este viernes, en la que se colocó una mesa de Shabat con 200 cubiertos vacíos para representar a los rehenes. Shabat, un día sagrado de descanso y reflexión cada semana, suele ser un momento en el que las familias judías se reúnen para comer y orar.


Un portavoz de Hamas afirmó este viernes que los dos rehenes estadounidenses habían sido liberados "por razones humanitarias" y para "demostrar al pueblo estadounidense y al mundo" que las afirmaciones hechas por el Gobierno de Estados Unidos "son falsas y sin fundamento".


Y si bien la liberación ha sido bien recibida por los líderes mundiales, incluidos los de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, los de Israel han expresado escepticismo sobre las motivaciones de Hamas y han prometido continuar con su feroz contraataque.


Directora de UNRWA habla sobre la situación que se vive en Gaza.


“Dos de nuestros rehenes están en casa. No aliviaremos los esfuerzos por recuperar a todos los secuestrados y desaparecidos. Al mismo tiempo, seguimos luchando hasta alcanzar una victoria”, dijo este viernes el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un comunicado en las redes sociales.


El mayor Doron Spielman, portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), dijo a CNN este viernes que era un intento “absurdo” de Hamas de “ganar más favor mundial jugando esa carta humanitaria”.


Otros han sugerido que la liberación podría ser un intento de Hamas de ganar tiempo, mientras aumentan las especulaciones sobre una posible incursión terrestre de las fuerzas israelíes, que se han concentrado en la frontera y han advertido a los palestinos que evacuen el norte de Gaza.


Los funcionarios israelíes no han compartido públicamente detalles sobre sus planes, además de decir que el objetivo es eliminar a Hamas y su infraestructura, gran parte de la cual consiste en túneles fuertemente reforzados bajo tierra en ciudades densamente pobladas.


"Hamas está realmente bajo una gran presión y está intentando todos los trucos posibles, y probarán muchos más a medida que avancemos, para detener la maniobra israelí en Gaza", dijo Rami Igra, exjefe de la división de rehenes y MIA del Mossad, el servicio de inteligencia de Israel.


“Están tratando de posponer esto. Están tratando de aliviar la presión sobre ellos y harán todo lo que puedan para lograr un alto el fuego”, añadió.


Estados Unidos y sus aliados no han tratado de desalentar este tipo de ataque terrestre, pero han instado a Israel a ser estratégico y claro acerca de sus objetivos en caso de una incursión, advirtiendo contra una ocupación prolongada y enfatizando la seguridad civil, dijeron funcionarios estadounidenses y occidentales.


**Con información de CNN EN ESPAÑOL

Comments


bottom of page