top of page
  • Redacción.

POR LOS MUNICIPIOS | La caña de azúcar, cultivo que mantiene a la Mixteca


Por: Leticia Montagner


Una ubicación privilegiada, ventajas climáticas y agrícolas han permitido que la región sur de Puebla se convierta en una zona azucarera por excelencia, tierras que emanan el olor a caña que se procesa en el Ingenio de Atencingo y que simboliza la principal fuente de ingresos de miles de familias y que se mantiene entre los primeros lugares en su rendimiento agroindustrial a nivel nacional.


Atencingo destaca a nivel nacional, siendo uno de los más importantes en cuanto a producción de caña y por lo tanto de azúcar, lo que deriva en que también sea de los de los que mayor derrama economía deja en la región.


Galdino Alvarado Rodríguez, Secretario General de la Unión Local de Productores de Caña de Azúcar (ULPCA), expuso que la industria azucarera cada año deja una derrama económica de entre 3 mil 500 y 3 mil 800 millones de pesos en el Ingenio de Atencingo, productividad que también beneficia a los cañeros de la región y demás personas que intervienen en el periodo de Zafra.


Se trata de ingenio grande, que industrializa un millón 750 mil toneladas anuales de caña, lo cual implica que envase alrededor de 225 mil a 240 mil toneladas de azúcar anualmente, puntualizó el dirigente al portal Enlace Noticias.


Indicó que con la derrama económica anual y de acuerdo a la Ley Cañera de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, de ese recurso, el 57 % le corresponde a los productores cañeros; son mil 995 millones de pesos aproximadamente para los productores afiliados a las diferentes organizaciones cañeras que abastecen al Ingenio de Atencingo.


Es importantes destacar que en el año 2021, el ingenio azucarero de Atencingo ocupó el primer lugar en rendimiento agroindustrial del país, con una producción de 14.6 toneladas de azúcar por hectárea, cifra que superaba casi por el doble a la media nacional.


En cuanto que tan importante es el periodo de Zafra en la región, Eliseo Morales líder de la Confederación Nacional de Productores Rurales CNPR ha señalado que son aproximadamente 75 mil personas que dependen económicamente de forma directa y 150 mil de forma indirecta, del proceso de producción y refinación de la vara dulce, fungiendo como motor principal del desarrollo económico de las familias de la región, dado que, tan solo la preliquidación es de mil 105 pesos por tonelada, valor favorable para los productores.


Por su parte, el Ingeniero Amado Nieva Manzano, Gerente del Ingenio de Atencingo, indicó que la caña de azúcar se considera un fruto agrícola, pues contiene 75 % agua y 25 % azucares.


El cultivo de este fruto inicia primero con el surcado del terreno, que puede ser con yunta o tractor, abriendo dichos surcos con 1.20 metros aproximadamente, al mismo tiempo que se va seleccionando la semilla, que son tallos de la misma caña que se toman cuando tiene de 7 a 9 meses de edad.


De estos tallos se debe cuidar que sea de 30 centímetros y que los cortes sean entre nudos, pues de ahí brotará la nueva planta; ya seleccionados se depositan en los surcos cubriéndolos con aproximadamente 20 centímetros de tierra, utilizando la pala o un tractor.


En cuanto a la selección de las semillas, el Ingeniero Nieva comentó que cada ejido tiene caña clasificada por su fisiología y en qué periodo alcanzarán su madurez para su corte; existen las tempraneras, que son las que alcanzan su madurez entre noviembre y enero, las medianas que maduran de enero a marzo y las tardías que son las que alcanzan esa madurez entre marzo y mayo.


El camino de la transformación de la caña de azúcar comienza en el ingenio azucarero de Atencingo, donde tras el corte de la vara dulce y su traslado hasta la planta, se continua con la molienda, generación de vapor, calentamiento, clarificación, filtración, evaporación, cristalización, evaporado y secado.


Posteriormente se procede a la refinación con la separación de sólidos, alcalización, clarificación, decoloración, filtración, evaporación, cristalización, centrifugado y finalmente se seca por medio de corrientes de aire, así el azúcar queda lista para empacarse y salir a la venta.



leticia_montagner@hotmail.com



Comments


bottom of page