top of page
  • Redacción.

Presentan en el Senado de la República el libro “México y Brasil: 200 años de relaciones”



En la Antigua Casona de Xicoténcatl, se llevó a cabo la presentación del libro “México y Brasil: 200 años de relaciones, una perspectiva mexicana”, que reúne a 10 autores que destacan la hermandad que existe entre ambas naciones y su relación bilateral.


El presidente de la Junta de Coordinación Política, Eduardo Ramírez Aguilar, manifestó que

es necesario ser muy enfático en la fraternidad y hospitalidad entre Brasil y México, “porque

deseamos que la relación dure y perdure a través de los siglos”.


Agradeció el trabajo de la senadora Beatriz Paredes Rangel, pues su coordinación para

elaborar esta obra generará un precedente que permitirá avanzar en la diplomacia

parlamentaria y la cooperación internacional de ambos países.


Aseguró que las dos naciones se encuentran dentro de las grandes economías mundiales,

con grandes coincidencias, ya que las unen importantes batallas comerciales y de

entendimiento.


Destacó el sistema político de Brasil, sus izquierdas y su alternancia, pues es similar a la de

México, “porque por primera vez se dio el triunfo de una izquierda mexicana, mientras que

ustedes han tenido otras oportunidades de generar alternativas, que son positivas para el país y las democracias”.


La senadora Beatriz Paredes Rangel, coordinadora del libro, dijo que la obra es una reflexión

sobre las relaciones de México y Brasil a lo largo de 200 años, que contiene distintas

perspectivas por cada uno de los colaboradores que participaron en este trabajo.


Consideró que se trata de una provocación para pensar en “cómo podemos sumar más, cómo podemos dinamizar el papel que ambos países juegan en nuestra región, siendo muy

cercanos”.


La también presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores América Latina y el Caribe,

dijo que en las páginas se aborda la nueva era de la política exterior en el mundo, por lo que

es necesario reconocer que estamos en una etapa de bloques regionales, en la etapa de la

globalización, en la cual, ambos países tienen una importante biodiversidad cultural, aunado a

un gran potencial macroeconómico.


El embajador de Brasil en México, Fernando Estellita Lins de Salvo Coimbra, celebró la

decisión de reanudar las negociaciones del Acuerdo de Complementación Económica 53, a

fin de contar con un instrumento significativamente más amplio y actualizado, que responda al potencial de las dos mayores economías de América Latina y el Caribe.


“Ha llegado la hora de que los caminos trazados por nuestros países se encuentren en un

acuerdo de comercio amplio y actualizado entre Brasil y México, el cual no sólo impactará

positivamente los flujos de comercio y de inversiones bilaterales, sino que representará

avances significativos en pro de una mayor integración”.


El subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores,

Maximiliano Reyes Zúñiga, indicó que los textos que reúne la obra, permiten reevaluar las

políticas públicas, reorientar el rumbo, corregir y replantear los resultados que se quieren

obtener en beneficio de la sociedad.


Señaló que la distancia geográfica entre ambas naciones es innegable; pero el trabajo

constante, el interés por las manifestaciones artísticas, la visión para intercambiar las mejores

prácticas en beneficio de las sociedades, facilitan la labor diplomática de llevar más México a

Brasil.

bottom of page