top of page
  • Redacción.

Primer trasplante de un riñón de cerdo a un paciente vivo

Cirujanos de EE. UU. lograron este "hito de primera clase" en Boston al implantar el órgano animal modificado genéticamente en un enfermo que se recupera satisfactoriamente y al que esperan dar el alta médica pronto.


Un momento de la operación llevada a cabo el sábado pasado en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.


El Massachusetts General Hospital de Boston, en Estados Unidos, anunció este jueves (21.03.2024) que logró por primera vez en el mundo trasplantar el riñón de un cerdo modificado genéticamente a un paciente de 62 años afectado por una enfermedad renal en etapa terminal. El paciente, identificado como Richard 'Rick' Slayman, residente en Weymouth (Massachusetts) "se recupera bien y podrá recibir pronto el alta médica", señala el hospital.


Ya se habían trasplantado riñones de cerdo a personas en muerte cerebral, pero esta operación, llevada a cabo el sábado pasado, es la primera vez que se realiza en un paciente con posibilidades de supervivencia. En el pasado pacientes vivos también recibieron un trasplante de corazón de un cerdo genéticamente modificado, pero fallecieron. Las modificaciones genéticas se llevan a cabo para reducir el riesgo de rechazo. En este caso, el riñón fue "editado con 69 genomas".


Más de 100.000 personas esperan un trasplante de órgano en Estados Unidos, sobre todo de riñón: sólo en ese hospital hay una lista de espera de 1.400 enfermos a la espera de este órgano. El campo de los xenoinjertos (trasplantes de órganos de animales a humanos) ha avanzado a gran velocidad en los últimos años, e incluso se crían animales específicamente para ello, desde que en septiembre de 2021, cirujanos del hospital Langone de Nueva York llevaron a cabo el primer trasplante mundial de riñón de cerdo a una persona en muerte cerebral.


Los médicos "me explicaron minuciosamente los pros y los contras del procedimiento", afirmó el paciente, citado en el comunicado. "Lo vi como una manera no sólo de ayudarme a mí, sino también de dar esperanza a miles de personas que necesitan un trasplante para sobrevivir". La operación tuvo lugar el 16 de marzo y duró cuatro horas, en lo que consideran "un hito de primera clase" en la búsqueda de órganos disponibles con rapidez para los pacientes.


**Con Información de DW


Comments


bottom of page