top of page
  • Redacción.

Reacción popular a la dimisión de la presidenta de Hungría


La plaza frenta al palacio presidencial de Budapest se llenó de manifestantes que celebraban la dimisión de la presidenta Novák, criticada por indultar un hombre implicado en un caso de abuso infantil.


Cientos de manifestantes se reunieron el sábado por la tarde en el palacio presidencial de Budapest para celebrar la dimisión de Katalin Novak, tras el escándalo de la libertad condicional concedida a una persona implicada en un caso de abuso infantil.


Los manifestantes dicen estar "conformes" con la dimisión del presidente. Pero al mismo tiempo creen que todo el asunto es posible gracias al sistema creado por el Primer Ministro Viktor Orbán y que, por tanto, en su opinión, la dimisión no es suficiente para poner fin al asunto.


Novak es una aliada de Viktor Orbán y parte de su partido Fidezs. Los manifestantes temen que otro miembro del partido sea elegido nuevo presidente.


Por qué renunció Novak


La primera mujer húngara en ocupar la presidencia, Katalin Novak, de 46 años, dimitió el sábado tras un escándalo de abuso sexual infantil. Resultó que en abril de 2023, durante la visita del Papa Francisco a Hungría, indultó a veinte presos.


Entre ellos se encontró un hombre condenado por ocultar abuso sexual infantil en un hogar infantil estatal. Novak admitió que fue "un error". Para colmo, en el momento de los hechos el ahora expresidente era Ministro de la Familia.


Varga renuncia a la vida pública


Unos minutos después de Novak, la ex ministra de Justicia Judit Varga anunció que dimitiría de su "vida pública".


Varga ocupaba su cargo ministerial en el momento del indulto y fue quien lo firmó. Desde entonces dejó el gobierno, pero fue considerada una de las figuras clave de Fidezs para liderar el partido en las próximas elecciones europeas.


**Con información de EURONEWS

bottom of page