top of page
  • Redacción.

Remedios caseros para dejar de roncar; mejora así tu calidad de sueño


Si hay algo peor que dormir con alguien que se mueve mucho, es dormir junto a alguien que ronca. Y es que no es nada agradable escuchar a alguien roncar toda la noche.


Si estás teniendo este problema con tu pareja, un familiar o tú mismo, sigue leyendo, te damos algunos remedios caseros para dejar de roncar.


¿Por qué la gente ronca?


De acuerdo con información de Mayo Clinic, este sonido molesto se produce cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y hace que estos vibren mientras respiras.


Es normal roncar de vez en cuando, sin embargo, para algunas personas suele ser un problema crónico que incluso puede indicar una enfermedad grave.


Por suerte, hay prácticas en el estilo de vida que podemos implementar para ayudarnos a dejar de roncar, como bajar de peso o disminuir el consumo de alcohol.


Remedios caseros para dejar de roncar:


1. Cambios en la Posición de Dormir:

La posición en la que duermes puede influir en el ronquido. Dormir boca arriba a menudo provoca ronquidos debido a la relajación de los músculos de la garganta que obstruyen las vías respiratorias. Prueba dormir de lado para reducir los ronquidos. Colocar una almohada detrás de la espalda puede ayudarte a mantener esta posición durante la noche.


2. Mantén un Peso Saludable:

El exceso de peso, especialmente alrededor del cuello, puede ejercer presión adicional en las vías respiratorias y aumentar el riesgo de roncar. Adoptar una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a perder peso y reducir el ronquido.


3. Evita el Alcohol y los Sedantes:

El consumo de alcohol y sedantes antes de dormir puede relajar excesivamente los músculos de la garganta, lo que aumenta la probabilidad de roncar. Trata de evitar estas sustancias, especialmente por la noche.


4. Hidratación:

La deshidratación puede hacer que los tejidos de la garganta se vuelvan pegajosos, lo que aumenta el ronquido. Bebe suficiente agua durante el día para mantener las vías respiratorias lubricadas.


5. Productos Naturales:

Aceite de Oliva: Tomar una cucharadita de aceite de oliva antes de acostarte puede ayudar a reducir la congestión y la vibración de las vías respiratorias.


Miel y Té de Hierbas: Mezclar miel en una taza de té de hierbas, como el té de manzanilla, puede ayudar a aliviar la congestión y reducir el ronquido.


6. Ejercicios de la Lengua y la Garganta:

Realizar ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la lengua y la garganta puede ayudar a reducir el ronquido. Por ejemplo, intenta pronunciar vocalizaciones exageradas, como «a», «e», «i» y «u» varias veces al día.


**Con información de SOMOS NEWS

Comments


bottom of page