top of page
  • Redacción.

Rusia destruye planta termoeléctrica de Ucrania


Las autoridades ucranianas reportaron este jueves sobre un intenso ataque por parte de la renovada campaña rusa que se encuentra en contra de la infraestructura energética de Ucrania, que junto con misiles y drones, destruyó una de las plantas termoeléctricas más grandes del país y así mismo causó más daños en otras centrales.


Los transformadores, las turbinas y los generadores de la planta de Trypilska recibieron múltiples impactos que los destruyeron, y además se dejó a la principal central proveedora de energía de Kiev, Cherkasy y Yitomir envuelta en llamas. Los trabajadores de la planta se resguardaron en un albergue a medida que se acercaba el primer dron de ataque, lo que les permitió seguir con vida, mencionó Andrii Hota, director de la compañía estatal que administra la planta llamada Centrenergo.


Se pudo observar a la planta incendiarse, rodeada de denso humo y envuelta en llamas.


"Es aterrador", declaró Hota. Los rescatistas seguían trabajando horas después para retirar los escombros.


La central suministraba electricidad a tres millones de clientes, pero ninguno de ellos se quedó sin luz debido a que la red pudo compensar gracias a que hay poca demanda en esta época del año. De cualquier forma, las consecuencias de los ataques podrían resentirse en los próximos meses, cuando se intensifique el uso de aire acondicionado durante el verano.


Al menos otros 10 ataques perpetrados durante la noche dejaron daños en la infraestructura energética en Járkiv, la segunda ciudad más poblada del país. El ministro de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, señaló que más de 200 mil habitantes de la región, la cual ha sido objeto de repetidos ataques, quedaron sin luz.


El mayo operador privado de energía de Ucrania, DTEK, describió la serie de ataques como algunos de los más intensos en lo que va del año, mientras que el ministro de Energía Herman Halushchenko dijo a los reporteros que fue "un enorme ataque de misiles a gran escala que afectó severamente a nuestro sector energético".


Rusia ha renovado recientemente sus ataques contra instalaciones energéticas ucranianas, y el mes pasado dejó sin luz a una buena parte del país, un nivel de oscuridad que no se veía desde los primeros días de la invasión a gran escala en 2022.


El volumen y la precisión de los ataques ha alarmado a los defensores del país y dejó a las autoridades en busca de encontrar una mejor manera para defender sus activos energéticos. Los atentados también pusieron a prueba la capacidad de Ucrania para realizar reparaciones a gran velocidad.


El gobierno de Ucrania ha solicitado más sistemas antiaéreos para repeler este tipo de ataques, pero los suministros han tardado en llegar.


"La situación de este día demuestra que no nos queda nada para derribar" los misiles, lamentó Hota.


Los periodistas de The Associated Press Samya Kullab e Illia Novikov contribuyeron a este despacho desde Kiev, Ucrania.


**Con información de INFORMADOR

Kommentare


bottom of page