top of page
  • Redacción.

Reabrirán 5 estaciones de la Línea 12 del Metro este sábado


- En el marco de la reapertura, el servicio en estas 5 estaciones de la Línea 12 será gratuito para los usuarios

Después de 2 años volverán a circular los trenes en el tramo elevado de la Línea 12, al menos en algunas estaciones. Hoy el Sistema de Transporte Colectivo (STC) de la Ciudad de México anunció que este sábado reabrirán 5 estaciones del viaducto elevado, que se sumarán a las estaciones subterráneas que están en operación desde enero pasado. El Metro detalló que las estaciones de la Línea 12 que reabrirán a partir de las 8:30 horas de este sábado 15 de julio son: Culhuacán, San Andrés Tomatlán, Lomas Estrella, Calle 11 y Periférico Oriente. Se mantendrán cerradas las estaciones Tezonco, Olivos (donde ocurrió el accidente de mayo de 2021 que dejó 26 personas muertas), Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco y Tláhuac. Cabe señalar que el acceso en toda la Línea 12 es únicamente con la tarjeta de movilidad integrada. El tramo Mixcoac a Atlalilco, que es la parte subterránea de la Línea 12 que fue puesta en operación comercial hace algunos meses, el servicio iniciará a partir de las 6:00 horas, horario habitual del Metro para días sábados. El tramo subterráneo de la Línea 12 fue reabierto en enero pasado, luego de una inversión de 750 millones de pesos -la mayor parte aportada por las empresas constructoras de la obra: ICA y CICSA-, destinada a trabajos de reforzamiento estructural del túnel, rehabilitación de cárcamos, drenajes y reparación de filtraciones de agua, revisión de los sistemas de señalización, vías.

Además, se realizó una intervención en 7 curvas de radio menor a 300 metros, es decir, muy cerradas. En estos tramos se cambiaron rieles, balasto y durmientes por materiales de mayor dureza y mejor geometría que están en mejores condiciones para absorber los esfuerzos que las ruedas de los trenes transmiten a las vías. Estos esfuerzos son la enfermedad permanente de la Línea 12. En 2014, cuando la obra se cerró por primera vez al descubrirse fallas que ponían en riesgo la seguridad de los usuarios, la empresa francesa Systra dictaminó que había cierta incompatibilidad entre los trenes y las vías que generaba desgaste ondulatorio en las ruedas y los rieles.

En 2014, el director general de Systra México, Slobodan Petrovich admitió ante una comisión especial investigadora en la Cámara de Diputados que “el resto de la vida de esta vía necesitará un plan de mantenimiento ajustado. La vía está deteriorara, el riel está deteriorado y ya no hay forma de dar marcha atrás”. Por esta razón, el Metro cada año debe destinar millones de pesos para mitigar los riesgos de la Línea 12.


**Con información de FORBES MÉXICO

コメント


bottom of page