top of page
  • Redacción.

“Se ve distinto, pero es el mismo”, Michelle Rodríguez al hablar de su cuerpo


Michelle Rodríguez no pierde el tiempo, sobre todo en la cuestión de trabajo. La actriz ha tenido un año lleno de contrastes que la han fortalecido en lo profesional y humano. Durante la entrevista con Publimetro, la también cantante, está lista para llevar la gira de stand up titulado Buena persona por varias ciudades mexicanas.


“Siempre he creído que la comedia es para decir muchas cosas. He intentado más allá de entretener, poder decir algo que haga reflexionar a alguien o que haya un codazo para alguien más. Estoy muy contenta de poder salir del país y visitar otros estados, porque creo que es algo que no había tenido la oportunidad de hacer durante muchos años”, añadió que el 19 de noviembre estará en el C3 Stage en Guadalajara.


La popular artista ha superado todo tipo de pruebas y ha logrado ir contra los prejuicios. Su rostro es conocido por sus trabajos en el cine, teatro, la televisión y el stand up, pero sigue enfrentándose a la industria del entretenimiento y el bullying por su cuerpo.


La actriz está por cumplir 40 años de edad, el próximo 1 de diciembre.


“Estos últimos años han sido de mucho aprendizaje, sobre todo, he aprendido a acompañarme y a estar conmigo. Además, decidí poner atención en quién me acompaña, en quién me rodea, eso me ha servido para sentirme mucho más tranquila, mucho más mía y no siempre hablo mucho de eso, de estar yo conmigo. Mich es una buena persona, ese es el problema”, explicó.


“Invito a la gente a que participe en hablar más de su propio cuerpo que del ajeno. Qué pendientes estamos de otros, que si engordo o enflaco; que si no tengo costilla. Mi sueño siempre ha sido ser Thalía, ya casi (risa)”.


Michelle Rodríguez sigue sorprendiéndose que el tema de los cuerpos siga generando un debate social y mediático.


“Me causa mucha peculiaridad que ahora hablamos mucho sobre mi cuerpo, que de acuerdo a las condiciones sociales podíamos pensar que era algo que se tenía que ocultar, porque no era digno de ser visto. ¿Por qué seguimos hablando del tanto tiempo? Va a finalizar el año y seguimos hablando de mi cuerpo que es el mismo; tal vez se ve distinto, pero es el mismo y es digno de ser admirado. También, había quién decía que no, más sin en cambio seguimos discutiendo sobre mi cuerpo. Creo que si se abre la conversación lo que me queda decir es esto: la aceptación corporal, aceptar quiénes somos y quiénes somos más allá de cómo nos vemos. Lo importante es aceptar cómo nos vemos y qué podemos hacer para salvaguardar nuestra integridad, nuestra salud física, nuestra salud mental y nuestro corazoncito. Creo que la conversación se ha ido mucho hacia allá y me toca, porque me hace reflexionar a mí”.


Convertida en una influencer que es referente para muchos por su discurso ante las críticas, también asume su responsabilidad de llevar un mensaje.


“Solo me he dedicado a intentar lo que a mí me gusta, intentar alcanzar mis sueños, mis metas y encontrarme con gente que se siente inspirada o conectada conmigo de alguna manera. Creo que todos podemos aprender de todos, y si hay algo que yo pueda compartir, de lo poco que he aprendido de este mundo para la gente, me encantará hacerlo. También es muy quisquilloso porque de pronto la expectativa se vuelve complicada, de pronto la gente cree que tú lo vas a hacer bien, que tú lo vas a resolver y creo que también de eso aprendo, porque descubro que no que soy humana. No solo hay más ojitos que me ven, pero que también soy humana, me equivoco y también la paso mal”, concluyó.


**Con información de PUBLIMETRO MÉXICO

bottom of page