top of page
  • Redacción.

Dos tripulantes mexicanos de un buque carguero fueron secuestrados en el Mar Rojo



La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que dos ciudadanos mexicanos fueron secuestrados en una nave carguera en aguas internacionales del Mar Rojo.


En un comunicado, la SRE detalló que a través de su Embajada en Arabia Saudita, concurrente ante Yemen, se mantiene atenta a la evolución del secuestro de la nave carguera cuya tripulación se compone de veinticinco personas, entre ellas, dos mexicanas.


“A partir de que se tuvo conocimiento de este lamentable hecho, la Embajada de México ha realizado gestiones mediante canales diplomáticos para corroborar la situación de la tripulación y ha tenido comunicación con representantes de embajadas de otros países involucrados para allegarse de información, y realizar gestiones que conduzcan a la liberación de los tripulantes que se encuentran en dicha embarcación”, detalló la SRE en el comunicado.


Hasta el momento se desconoce la identidad de los connacionales secuestrados por integrantes de hutíes del Yemen, una milicia armada por Irán que, según reportes, fueron privados de su libertad el domingo 19 de noviembre de un buque propiedad de un empresario israelí.


El barco carguero, Galaxy Leader, con bandera de Bahamas, transitaba por el Mar Rojo y lo desviaron hacia un puerto yemení, después de amenazar con atacar barcos de Israel en represalia por los bombardeos contra el grupo terrorista Hamas en la Franja de Gaza.


De acuerdo con el Ministro de Asuntos Exteriores israelí, los 25 tripulantes del barco, que navegaba en aguas de las Bahamas, son de nacionalidad ucraniana, búlgara, filipina y los dos ciudadanos mexicanos.


En un principio se había informado que el carguero, que zarpó de un puerto de Turquía con destino a la India, fue arrendado por una empresa británica a una compañía japonesa y una parte del buque era propiedad del israelí Rami Unger. Sin embargo, la Oficina del Primer Ministro israelí negó esta información.


“Este es otro acto de terrorismo iraní que expresa un salto adelante en la agresión de Irán contra los ciudadanos del mundo libre, y crea implicaciones internacionales en relación con la seguridad de las rutas marítimas mundiales”, apuntó la la oficina israelí.



La agencia española de noticias EFE reportó que los hutíes estaba investigando a la tripulación de la embarcación, según una fuente de la milicia que pidió no ser identificada.


El portavoz militar hutí, Yahya Sarea reiteró el 19 de noviembre que el movimiento miliciano atacará a los buques con la bandera del Estado de Israel, así como los que sean operados por empresas de propiedad de ese país, por lo que pidió a los países “retirar a sus ciudadanos” que trabajen dentro de estos barcos.


Agregó que estas acciones son en represalia a “la brutal agresión israelí-estadounidense contra la Franja de Gaza, caracterizada por masacres y genocidio diario”.


Por su parte, Abdelmalik al Huti, líder de los insurgentes, advirtió el 14 de noviembre que el movimiento estaba planeando “operaciones adicionales para golpear objetivos sionistas en Palestina o en otros lugares”.


Afirmó que lo harían “en el Mar Rojo, particularmente en Bab al Mandab y sus aguas adyacentes a las territoriales yemeníes”.


“No dudaremos en atacarlos (...) Nuestros ojos están abiertos, en constante vigilancia y búsqueda de cualquier barco israelí”, advirtió.


Este grupo comenzó con una serie de ataque con misiles y drones contra el Estado Sionista luego de los ataques de Israel a la Franja de Gaza. Los ataques han sido interceptados por el Ejército judío, mismo que desplegó buques lanzamisiles en el Mar Rojo.


**Con información de INFOBAE

Comentários


bottom of page