top of page
  • Redacción.

El italiano Jannik Sinner se impone ante Daniil Medvedev en la final del Abierto de Australia

Jannik Sinner celebra tras ganar la final masculina del Abierto de Australia contra Daniil Medvedev. (Julian Finney/Getty Images)


Jannik Sinner remontó dos sets para derrotar al ruso Daniil Medvedev por 3-6, 3-6, 6-4, 6-4, 6-3 en una emocionante final de cinco sets qu elo consagró con el título del Abierto de Australia masculino este domingo, convirtiéndose en el primer italiano ganar un grand slam desde 1976.


El notable regreso del joven de 22 años culminó un torneo muy especial, en el que derrotó al número 1 del mundo Novak Djokovic en las semifinales camino a su primera final de Grand Slam y terminó con su primer título importante.


El drama proporcionó un final apropiado para un torneo que ha presentado la increíble cantidad de 35 partidos con suspenso en cinco sets, igualando el récord de la Era Abierta para cualquier Grand Slam, mientras Medvedev corría con una ventaja de dos sets, inicialmente ejerciendo presión sobre el joven italiano que se quedó atrás defendiendo desde cada rincón de la cancha tras el enfoque preciso y agresivo del cabeza de serie número 3.


Pero, a medida que avanzaba el partido, Sinner se defendió, reajustó sus propias tácticas y comenzó a resistir a su oponente durante peloteos más largos. De repente, ganó el tercer set, quebrando a Medvedev por primera vez y la marea comenzó a cambiar.


Ese impulso llevó a Sinner a través del cuarto y quinto set cuando remontando los primeros dos y convirtiéndose en el jugador masculino más joven en ganar el Abierto de Australia desde 2008 (cuando Djokovic tenía 20). Novak Djokovic, Roger Federer y Rafael Nadal han ganado el Abierto de Australia desde 2015.


"Estoy muy orgulloso. Realmente no sé qué está pasando", dijo Sinner a Eurosport después de la victoria. "Fue un partido duro. Comenzó muy bien, me movió por la cancha, no podía hacer que mi plan de juego funcionara".


"Pero luego, de alguna manera, en el tercer set, estaba buscando las pequeñas oportunidades que aproveché y luego, en algún momento, el partido cambió y estoy muy feliz de cómo reaccioné. Ahora hay tantas emociones que creo que tengo que sentarme y procesarlas, pero obviamente es un sentimiento increíble", indicó.


Para Medvedev, la derrota fue un eco cruel de la final del Abierto de Australia de 2022 que perdió ante Rafael Nadal cuando una vez más dejó escapar una ventaja de dos sets. Tras su derrota contra Sinner, el jugador de 27 años hizo historia no deseada al convertirse en el primer jugador en la Era Abierta en perder múltiples finales de Grand Slam de esa manera.


Había sido un camino largo y agotador para él incluso llegar a la final, jugando en tres épicos cinco sets y pasando casi 21 horas en la cancha antes del encuentro del domingo con Sinner y, a medida que el partido avanzaba hacia sus etapas finales, esa fatiga comenzó a sentirse.

Un thriller de cinco sets


Después de perder dos finales del Abierto de Australia antes, contra Novak Djokovic en 2021 y Rafael Nadal en 2022, hubo una intensidad decidida en el juego de Medvedev durante los dos primeros sets.


Rompió el servicio de Sinner desde el principio para tener una ventaja de 2-1 en el primer set, aprovechando su segundo punto de quiebre cuando el italiano dudó en la red y aprovechó un tiro aéreo, antes de quebrarle nuevamente para ganar el set.


Mientras Sinner estaba jugando su primera final de Grand Slam, Medvedev ya es un campeón de Grand Slam que jugaba su cuarta final de Grand Slam y esa disparidad en la experiencia se demostró inicialmente cuando el ruso controló el ritmo del partido.


Medvedev continuó presionando a Sinner al comienzo del segundo set, obligándolo a sacar un juego maratónico hasta que, de alguna manera, el joven italiano aguantó antes de conceder el break en su siguiente juego de servicio.


Poco después sufrió un doble break y, aunque logró recuperarse, Medvedev concluyó el segundo set, aparentemente poniendo una mano en el trofeo.


El tercer set estuvo más igualado, permaneciendo resueltamente en el servicio hasta que Sinner rompió el saque de Medvedev mientras sacaba para mantenerse en el set, comenzando su épica remontada.


Y el impulso continuó girando hacia Sinner cuando logró un punto de quiebre durante cada uno de los dos primeros juegos de servicio de Medvedev al comienzo del cuarto set, aunque la complicada defensa del ruso resistió inicialmente.


Medvedev también tuvo oportunidades de asestar un golpe decisivo, logrando un punto de quiebre con Sinner sirviendo y el set en 3-3, pero el italiano disparó un as para disipar cualquier peligro.


Y Sinner niveló el partido poco después, rompiendo una vez más a Medvedev mientras sacaba para mantenerse en el set, provocando rugidos de la multitud en el Rod Laver Arena.


Jannik Sinner celebra con el trofeo tras ganar el título del Abierto de Australia. (Issei Kato/Reuters)


"En mi cabeza", dijo Sinner a Eurosport después, "sabía que [Medvedev] había jugado muchas horas y que cuanto más se prolongara el partido podría tener una ventaja, y creo que hoy eso fue muy importante".


Mientras Medvedev se agotaba, Sinner tomó el control del partido y selló un punto de quiebre crucial al comienzo del quinto set con un golpe de derecha cruzado antes de completar su notable remontada con un golpe de derecha en la línea, cayendo al suelo inmediatamente después para celebrar un impresionante primer título de Gran Slam.


Con su victoria, Sinner se une a las filas de los jugadores italianos ganadores de Grand Slam, junto a Nicola Pietrangeli y Adriano Panatta.


***Con Información de CNN

Comments


bottom of page