top of page
  • Redacción.

Equipos trabajan para retirar los primeros escombros del puente de Baltimore


Las cuadrillas están trabajando para retirar la primera parte de los restos del puente de Baltimore, el punto de partida en un proceso de limpieza complicado y extenso que podría ayudar a abrir un canal temporal para llevar más embarcaciones al agua alrededor del lugar del colapso, dijeron las autoridades.


La apertura del canal permitirá proseguir la búsqueda de las víctimas desaparecidas y reabrir un puerto fundamental para la economía local y nacional, según informaron las autoridades el sábado. Mientras tanto, las condiciones son inseguras para los buceadores, ya que piezas del puente permanecen sumergidas en el agua.


"Se trata de una operación extraordinariamente compleja", declaró el gobernador de Maryland, Wes Moore, en una rueda de prensa celebrada el sábado.


¿Quiénes son las 6 víctimas del colapso del puente en Baltimore?


Han pasado días desde que un carguero de más de 96.600 toneladas se estrelló contra el puente Francis Scott Key, matando a seis trabajadores de la construcción, cuatro de los cuales aún no han sido encontrados. Las autoridades creen que las cuatro víctimas restantes están atrapadas en la maraña de acero y hormigón bajo el agua.


"Mi equipo y yo seguiremos centrados en garantizar que nadie olvide que una de nuestras prioridades fundamentales es y seguirá siendo traer a casa a los trabajadores que siguen desaparecidos para que podamos dar un cierre a sus familias", declaró el alcalde de Baltimore, Brandon Scott.


El carguero —de una longitud aproximada de tres campos de fútbol— tiene colgando de su proa hasta 4.000 toneladas de acero de la estructura del puente.


Moore dijo el sábado que el casco del carguero está dañado pero intacto, y que las secciones norte del puente serán cortadas y retiradas.


"Esto nos permitirá finalmente abrir un canal restringido temporal que nos ayudará a meter más buques en el agua alrededor del lugar del derrumbe", dijo Moore el sábado.


Más remolcadores, barcazas y barcos podrán entonces desplazarse a la zona "para acelerar nuestra recuperación", dijo el gobernador.


"No se trata solo de Maryland, se trata de la economía de nuestra nación", dijo Moore el sábado. "Nuestra economía depende del puerto de Baltimore y el puerto de Baltimore depende del tráfico de barcos".


Momentos previos al derrumbe del puente de Baltimore 0:46


Las repercusiones económicas del derrumbe del puente podrían ser de gran alcance, ya que ha detenido indefinidamente el flujo de entrada y salida de buques del puerto de Baltimore y ha asestado un duro golpe a los miles de trabajadores portuarios que dependen del ajetreado puerto.


El primer levantamiento de escombros -que implica el uso de una grúa de 160 toneladas- marca el inicio de un largo proceso hacia la reapertura del puerto al tráfico de remolcadores y barcazas, según declaró en la rueda de prensa del sábado el contralmirante Shannon Gilreath, de la Guardia Costera estadounidense. "Al igual que cuando se corre una maratón, hay que dar los primeros pasos", añadió.


"Si podemos abrir otro [canal] que ayude a la economía de aquí y a mover el tráfico dentro y fuera del puerto de Baltimore, aunque no sea el de gran calado, queremos aprovechar esa oportunidad". afirmó Gilreath.


El puerto "maneja más coches y más maquinaria agrícola que cualquier otro puerto de este país", dijo el gobernador. Además, "al menos 8.000 trabajadores de los muelles tienen empleos que se han visto directamente afectados" por el derrumbe.


Moore anunció el sábado que las pequeñas empresas afectadas por el derrumbe pueden solicitar al gobierno federal préstamos para catástrofes de hasta US$ 2 millones.


Una vez efectuado el levantamiento inicial, "todavía hay que entender qué formas de ajustes se han producido", dijo el gobernador.


Para reabrir el puerto, los guardacostas dicen que primero limpiarán los escombros del canal de gran calado, retirarán el barco y luego limpiarán los escombros del puente que cruza la vía navegable.


"Seguimos realizando inmersiones con el fin de evaluar cómo podemos cortar partes del puente, cómo podemos preparar futuras elevaciones con las grúas y cómo podemos averiguar exactamente cómo hacerlo de la forma más segura posible para poder reabrir el canal", declaró Gilreath el sábado.


Los esfuerzos de limpieza en curso han incluido el aislamiento de una sección de una tubería de gas natural bajo el agua, dijo a CNN el sábado la Baltimore Gas and Electric Company.


Un portavoz dijo que la compañía ha "liberado intencionadamente gas de esa sección como medida de seguridad proactiva en apoyo de las operaciones de salvamento" cerca del puente. Según el portavoz, los trabajos no han afectado a los clientes ni han planteado problemas de seguridad.


Los buceadores podrían enfrentarse a condiciones inciertas cuando vuelvan al agua

La semana pasada, el coronel Roland L. Butler declaró que se habían interrumpido las operaciones de búsqueda de las cuatro víctimas desaparecidas porque se habían encontrado vehículos cubiertos de hormigón y otros escombros, por lo que no era seguro para los buceadores.


Tras la interrupción de las labores de búsqueda, se enviaron vehículos remotos con un sonar que determinó qué había caído exactamente en las profundidades del río Patapsco tras el derrumbe, explicó Butler el miércoles. También se utilizaron drones y tecnología de infrarrojos como parte de la búsqueda.


Moore dijo el sábado que los buceadores volverán al agua cuando sea seguro.


Una vez que las operaciones de salvamento despejen los escombros, los buzos que reanuden la búsqueda de las víctimas podrían enfrentarse a una tarea difícil, según Mark Martin, de la empresa de inspección marina y salvamento SalvOcean LLC.


"La corriente allí es bastante rápida y, habiendo pasado varios días sumergido en el puerto de Baltimore, puedo decir que nunca puedes ver más de medio metro delante de tu cara", dijo Martin a CNN el sábado.


Sin embargo, la corriente no es lo suficientemente fuerte como para desplazar los escombros más grandes, dijo Martin.


"Una vez que se empieza a cortar esas cosas hay que tener cuidado, hay que vigilar la corriente, la dirección, la velocidad, todas esas cosas", dijo.


El sonar suele vigilar continuamente cualquier movimiento del barco. Con la cantidad de peso en la proa del barco, Martin dijo que cree que el único movimiento podría ser que la proa se hundiera más en la arena de lo que ya está.


**Con información de CNN EN ESPAÑOL


Comments


bottom of page