top of page
  • Redacción.

EU y Filipinas realizan ejercicios militares en el mar de China Meridional


Manila- Estados Unidos prometió ayer defender a Filipinas en el disputado mar de China Meridional, mientras tienen lugar los ejercicios militares conjuntos más grandes de la historia entre ambos países en la búsqueda de contrarrestar la creciente influencia china.


Cerca de 18 mil soldados participarán en estos ejercicios anuales nombrados Balikatan (“hombro con hombro” en filipino), que por primera vez incluirán una maniobra con fuego real en el mar de China Meridional, reivindicado casi en su totalidad por Pekín.


Este despliegue ocurre un día después de que el gigante asiático concluyó tres jornadas de maniobras militares alrededor de Taiwán, que considera parte de su territorio y en protesta por la visita a Estados Unidos de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, la semana pasada. Las maniobras concluyeron oficialmente antier, pero la isla detectó ayer al menos nueve barcos de guerra y 26 aeronaves chinas cerca de su territorio.


En Washington, los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Defensa, Lloyd Austin, hablaron con sus pares filipinos sobre un trato alcanzado la semana pasada para que las fuerzas estadunidenses usen otras cuatro bases militares filipinas, entre ellas una base naval no lejos de Taiwán.


Blinken aseguró que Washington reafirma su “inquebrantable compromiso de respaldar a Filipinas ante cualquier intimidación o coerción, incluso en el mar de China Meridional”.


El tratado de defensa mutuo, firmado en 1951, luego de que Filipinas se independizó de Estados Unidos, “aplica para ataques armados a cualquiera de nuestras fuerzas armadas, aeronaves o navíos, incluida nuestra guardia costera, en cualquier punto del mar de China Meridional”, añadió Austin. Ambos gobiernos planean nuevos ejercicios en esta región este año, que incluirán a otros países, anticipó.


El secretario de Defensa informó que Washington asignó más de 100 millones de dólares para las bases durante el actual año fiscal y que proveerá nuevo equipo militar a Manila, como drones y defensa aérea.


Al preguntarle si Filipinas está preocupada por la reacción de China por todo el programa militar, el titular de Defensa del país asiático, Carlito Galvez, aseveró: “no esperamos ninguna reacción violenta”.


**Con información de La Jornada


Comments


bottom of page