top of page
  • Redacción.

Frena el Popo despegues de AICM y AIFA


El aumento de la actividad del volcán Popocatépetl, desde la tarde del viernes y la madrugada de ayer, generó caída de ceniza en diversos puntos de la Ciudad de México y el estado de México. Esto ocasionó la cancelación, demora y reprogramación de múltiples vuelos en los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (AICM) y del Felipe Ángeles (AIFA).


La espera de casi seis horas en el AICM y de cinco en el AIFA, para retirar de las pistas la ceniza que las cubría, derivó en que miles de pasajeros varados experimentaran un coctel de emociones: fluctuaron entre el enojo, la frustración, impotencia, desesperación y hasta la resignación.


El AICM cerró operaciones a las 4:25 de la madrugada y las reanudó a las 10 de la mañana, y el AIFA canceló aterrizajes y despegues a las 5:58 de la mañana y las reanudó a las 11. Todo ese tiempo, y por algunas horas más, hubo un intenso ir venir de pasajeros con sus equipajes. La confusión prevalecía. Se formaban en una y otra fila, y no sabían ni siquiera para qué era. La extensión de éstas abarcaba la distancia existente entre varias puertas. Tal fue el caso de la Terminal 1 del AICM.


Unos a otros los usuarios se consultaban, a ver si alguien orientaba, y miraban con insistencia las pantallas, pero los vuelos aparecían "demorado" y "cancelado". Cristina dijo a La Jornada: "no sé si esta fila es para documentar, reprogramar o para reembolso, pero me formé". Personal del aeropuerto insistía en que las aerolíneas informarían.


Por la noche, el AICM entregó su balance: "44 vuelos en posición demorados, mismos que ya han regularizado sus operaciones; 70 vuelos cancelados en ambas terminales, mismos que se reprogramarán conforme a las disposiciones de las aerolíneas" y "17 aterrizajes que se fueron a alternos y ya llegaron al AICM".


La afectación fue a destinos nacionales de Aeroméxico, Volaris y VivaAerobus, y algunos internacionales de United y American Airlines y dos vuelos de carga.


El AIFA canceló ocho vuelos, entre ellos a Tijuana, Huatulco y Mérida. En el caso del primero, los usuarios ya habían abordado la aeronave cuando se les informó del cierre de operaciones, por lo que fueron desalojados del avión y llevados al área de mostradores.


En el AICM, Tere Arenas y su grupo de compañeras (140 personas adultas mayores) viajaban a las 5:59 horas a Los Cabos.


"Estamos aquí desde antes de las 4 de la mañana. Nos indicaron que era por las cenizas del volcán, se canceló, íbamos en Volaris. Lo reagendaron para el miércoles". Ella estaba resignada y dijo que "por algo pasan las cosas". Ramona Durán lo tomó con menos paciencia y consideró que el hotel no respetará su reservación, que era del 20 al 24 de mayo, y dijo que las opciones ofrecidas por la aerolínea no eran viables, una de ellas salir desde el AIFA hoy por la tarde.


"Pulso eruptivo"


La Coordinación Nacional de Protección y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenaprece) iniciaron acciones de prevención, por lo que realizaron durante la mañana de ayer revisiones y recorridos por rutas de evacuación de comunidades cercanas al volcán y de refugios temporales, aunque el semáforo de alerta volcánica permaneció en Amarillo Fase 2.


El Comité Científico Asesor, en el que participan especialistas de la UNAM, de la Universidad de Colima y del Cenaprece, se reunió la noche del viernes y madrugada del sábado para analizar los datos disponibles.


Aproximadamente a las 18 horas del viernes inició un pulso eruptivo, caracterizado por una señal sísmica de tremor, asociada a la salida de vapor de agua, gas y ceniza en cantidades bajas a moderadas.


Además, hubo emisión continua de fragmentos incandescentes, que cayeron sobre las laderas del volcán a una distancia promedio de 1.5 kilómetros. Este episodio concluyó cerca de las 4:00 horas de este sábado.


El Cenapred señaló que el Popocatépetl había emitido 94 exhalaciones acompañadas de vapor de agua, gases volcánicos y ceniza. También se contabilizaron 674 minutos de tremor de alta frecuencia, acompañado con la emisión de fragmentos incandescentes en los flancos del volcán.


Alerta de EU


Por la actividad del Popocatépetl, la embajada de Estados Unidos en México emitió una alerta en la que recomendó a sus ciudadanos no viajar dentro de un radio de 12 kilómetros de esa zona e indicó que el volcán ha presentado una mayor actividad desde el 15 de mayo pasado.


Hugo Delgado Granados, investigador del Departamento de Vulcanología del Instituto de Geofísica de la UNAM, dijo que la actividad del volcán ha aumentado en las últimas horas debido al ingreso de un cuerpo de magma desde zonas profundas, pero ese incremento no es diferente del que ya se ha observado en ocasiones anteriores, por lo que mientras dicho nivel no rebase los límites definidos por los expertos, por el momento sólo es necesario estar atento a los monitoreos.


Llamó a la población civil a mantenerse informada a través de organismos oficiales y no hacer caso de información probablemente falsa que circula en redes sociales.


Debido a los vientos dominantes, "la pluma de ceniza fue desplazada hacia el norte-noroeste, reportándose caída de ceniza ligera en las alcaldías Venustiano Carranza, Gustavo. A Madero, Azcapotzalco, Tlalpan e Iztapalapa", y en los municipios mexiquenses: Amecameca, Ayapango, Ozumba, Ecatzingo, Atlautla, Chalco, Temamatla, Tenango del Aire, Tlalmanalco, Juchitepec, Cocotitlán, Tepetlixpa y Atlautla.



**Con información LA JORNADA

bottom of page