top of page
  • Redacción.

Modelo, influencer, empresaria, las otras facetas de Emma Coronel


- La esposa del Chapo está próxima a quedar en libertad. ¿A qué se dedicará entonces?


Emma Coronel Aispuro fue trasladada a una casa de transición o de arresto domiciliario en Long Beach, California, para cumplir el resto de su sentencia, antes de ser liberada, en septiembre próximo.


En este lugar, Coronel, esposa del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, alias El Chapo, y madre de sus dos hijas gemelas, pasará por un proceso, supervisado por el Buró Federal de Prisiones y la Oficina de Administración de Residencias de Reingreso (RRM), para garantizar su exitosa reinserción en la sociedad una vez que sea libre. Podrá salir a trabajar o aprender un oficio.


Lo cierto es que Coronel tiene más de un negocio que podría retomar una vez que recupere su libertad, el 13 de septiembre.


Modelo, influencer y empresaria, no lo faltan opciones a esta mujer de 33 años, hija de Inés Coronel Barrera, traficante mexicano que trabajó con El Chapo y por el que la pareja se conoció.


Reina de belleza del Festival del Café y la Guayaba en Canelas, Coronel incursionó en el mundo del modelaje, y se convirtió en una influencer conocida. Solo en su cuenta de Instagram tiene aún 731 mil seguidores, pese a no haber posteado nada desde que está detenida, el 22 de febrero de 2021. Fue sentenciada a tres años de prisión por lavado de dinero y conspiración para el tráfico de drogas y después se redujo su sentencia a 31 meses.


En sus cuentas solía promocionar productos y campañas, actividad que podría retomar. La última foto posteada en Instagram justo fue de una campaña para promover vestidos de novia del diseñador mexicano Benito Santos.


Coronel también se ha mostrado con prendas de diseñadores como Gucci o Louis Vuitton y en autos de marcas de lujo como Ferrari, Lamborghini o BMW.


También ha promocionado marcas de productos de Sinaloa, hamburguesas, cosméticos, joyería artesanal, entre otros.


Una fallida línea de ropa


Coronel también podría retomar su faceta de empresaria, aunque cuando intentó ingresar a la industria de la moda fracasó estrepitosamente.


Fue en abril de 2019 cuando lanzó, en alianza con Alejandrina Guzmán Salazar, hija del Chapo, una línea de ropa y accesorios de lujo bajo el nombre El Chapo 701. Los artículos se promocionaron en el sitio web elchapoguzman.com, Instagram y otras redes, pero fracasaron. Incluían playeras, chaquetas, calzado, anillos y hasta caballitos de tequila.


En su momento, Alejandrina denunció haber sufrido censura en Instagram y Facebook.


Antes de ser detenida, Coronel rechazó tener negocios ilícitos y dijo tener negocios como “tierras de riego”, pero se negó a dar detalles. “Tengo tierras de riego, cosas así, de las que prefiero no hablar. No tengo nada ilícito”.


Además de un rancho en Guadalajara, se afirma que la esposa del Chapo es dueña de casas en playas mexicanas.



**Con información de EL UNIVERSAL


bottom of page