top of page
  • Redacción.

Pide Carolina Beauregard al INE atienda solicitud de medidas cautelares contra corcholatas de Morena


Considera Paulina Rubio “hipócrita” que legisladores de Morena soliciten al diputado Santiago Creel Miranda separarse de su cargo


Palacio Legislativo, (Notilegis):- La diputadas Carolina Beauregard Martínez (PAN) pidió al Instituto Nacional Electoral (INE) que no sea omiso, sancione y atienda la solicitud de medidas cautelares contra las seis “corcholatas” de Morena, por actos anticipados de precampaña y campaña rumbo al 2024.

En rueda de prensa, acompañada de las diputadas Paulina Rubio Fernández y María Elena Pérez-Jaén Zermeño, Beauregard Martínez acusó al Presidente Andrés Manuel López Obrador, de erigirse “como presidente de un partido político y jefe de campaña de sus’ corcholatas’ y no como Presidente de esta nación”.

Además de incurrir “en violaciones a la ley, particularmente al artículo 134 de la Constitución, por uso indebido de recursos públicos, por propaganda personalizada y también una violación al artículo 443 de la Ley General de Partidos Políticos, que es por la culpa y vigilando, es decir, que Morena debería velar como partido político, debería velar para que sus candidatos o precandidatos cumplan con los lineamientos legales”, apuntó.

Señaló, a pesar las constantes violaciones a la Constitución y a la Ley General de Partidos Políticos; la Comisión de Quejas y Denuncias del INE rechazó, en días recientes, emitir medidas cautelares contra las ‘corcholatas’, “lo cual es indignante, porque vemos a todas luces en nuestro país cómo cada rincón de la República mexicana, está llena de espectaculares, bardas, propaganda, también de manera deliberada en todo el país”.

Expuso que, según cálculos de medios, los aspirantes se han gastado, en conjunto, 8.3 millones de pesos con propaganda pautada en redes sociales; “la que lleva la delantera en propaganda ilícita es Claudia Sheinbaum, con 5 millones de pesos. Adán Augusto con 1.2 millones de pesos y Marcelo Ebrard con 625 mil pesos, así que ellos mismos violentan las reglas que supuestamente tienen que cumplir por su misma diligencia.

“Le pedimos también al INE que así como salimos a marchar para defenderlo, también le pedimos al INE que no sea omiso, de la Presidenta y el Consejo General del INE también salgan a defender la democracia y así como la Constitución lo mandata, salgan a sancionar, a dar medidas cautelares a estas colchonetas que están violentando la ley, porque finalmente lo que queremos, es que defienda la democracia, ese es su deber y por eso están ahí, que además, muestren que son todavía un consejo autónomo e independiente del poder del Palacio”.

Por su parte, la diputada Paulina Rubio Fernández (PAN) consideró “hipócrita” que legisladores de Morena soliciten al diputado Santiago Creel Miranda separarse de su cargo como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para que participe en el proceso interno de selección del responsable para la construcción del Frente Amplio por México.

“El día de hoy tenemos a las y los legisladores de Morena pidiendo que renuncie el presidente de la Cámara de Diputados, Santiago Creel, porque según ellos dicen que, en su calidad de aspirante a dirigir el Frente Amplio por México, pues podría hacer uso de recursos públicos. De qué sirvió que las ‘corcholatas’ renunciaran a sus cargos, cuando hay toda una operación de Estado, para favorecerlo en cualquier clase de evento y publicidad”, expresó.

“Es hipócrita que vengan aquí a pedir que el dinero público no se utilice en campañas, cuando son los principales promotores de eso, así que no se hagan, que no se hagan los arcángeles bajados del cielo, porque no les queda, aquí, aquí las cosas se hacen con legalidad y con transparencia”, abundó.

En su oportunidad, Pérez-Jaén Zermeño reiteró su acusación que al interior de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) existe una red de nepotismo integrada por familiares de diputados, como el caso del hermano del coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ignacio Mier Velazco.

“Hay todo un entramado de componendas, de nepotismo en la Auditoría Superior de la Federación, en la cual, los diputados de Morena han incrustado a hermanos, amigos”, expuso y adelantó que en próximas semanas dará a conocer un documento al respecto.

Lamentó que se haya “perdido al órgano de fiscalización, no solamente en el ámbito federal, sino en estados y municipios. La serie de componendas que ellos hacen las hemos ido detectando y traemos denuncias, en próximas fechas daré a conocer todos esos casos de nepotismo”.

Recordó que el pasado 5 de junio, el auditor superior acudió a la Comisión de Vigilancia de la Cámara de Diputados, para entregar el primer paquete de auditorías de la Cuenta Pública 2022, en el que entregó apenas informes de 86 auditorías, de las 2 mil 104 que deberá realizar al gasto público de ese año, y con un monto de solo 61 millones 547 mil 400 pesos por aclarar.

“A diferencia de la primera entrega de informes individuales de la Cuenta Pública 2021, en la que se entregaron 207 auditorías con montos por aclarar de 836.2 millones de pesos, hay una diferencia menor de 121 auditorías y 774.7 millones de pesos menos de montos por aclarar que lo determinado en la Cuenta Pública 2021”.

Asimismo, señaló que la última ocasión en que David Colmenares asistió presencialmente a la Cámara de Diputados fue el 31 de marzo de 2022, hace 456 días.

Resaltó que en los primeros cinco años de la era Colmenares de 2018 a 2022, se enlistaron solamente 220 denuncias de hechos tramitada contra 463, que presentó la administración anterior en un periodo similar, la cifra cayó más de la mitad.

“El auditor superior de la Federación ha recurrido al maniqueo y la retórica, sabiendo que el tema de la fiscalización es tan complejo y técnico que abusa de la cifra e incluso engaña a periodistas reconocidos dando sus datos sin que nadie se los cuestione, pues miente también Colmenares, porque en esto lo que está haciendo David Colmenares, el auditor, es arrastrar a toda la institución”.

Recordó que Colmenares emitió el Código de Ética y el Código de Conducta 2019 que rige a todos los servidores públicos de la auditoría, pero “ha sido desleal a su propio código”.

bottom of page