top of page
  • Redacción.

Puebla desangelada


Por Ricardo Ramos Reyes


La llamaron la Puebla de los Ángeles

¡Qué ironía!

Con sus calles llenas de baches, Hoteles de paso, Oxxos, borrachos Y ambulantes

Que venden bolsos

A mujeres necesitadas

De un Louis Vuitton.

Hay también una catedral Que ha perdido su encanto, Llena de ruidosos turistas Que escuchan historias

De la Santa María de la Concepción. Veo a niños descalzos

Pidiendo dinero

A gente que acaba de comprar

Cosas a crédito.

Veo la suciedad en las paredes,

En los parques, en los puentes para "runners" Y en esa cosa llamada "La estrella".

Veo a gente despierta desde muy temprano

Buscando drogas duras

O una torta de tamal,

Las veo apresuradas, corriendo, Intentando detener el tiempo, Intentando alcanzar

Al camión que se les va.

En fin, veo cómo la muchedumbre pasa, Veo como la ciudad enferma

Enciendo un cigarrillo y me pregunto:

¿Por qué diablos aún la llaman la ciudad de los ángeles?



Comentários


bottom of page