top of page
  • Redacción.

Por los Municipios

Joven arrollado y muerto en Izúcar donó órganos a 4 personas

Por Leticia Montagner

Un caso único de un joven de 16 años, oriundo de Izúcar de Matamoros, se registró en Puebla, pues luego de fallecer en un accidente de motocicleta, algunos de sus órganos fueron donados y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), participó para alargar la vida de cuatro personas.

Amigos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios, CBTIS 184, situado en el kilómetro 1 de la carretera Izúcar-Atencingo, junto con maestros y sus padres se despidieron de Juan Pablo Uraga Magallón, joven de 16 años que tuvo un accidente mortal al ser embestido por un sujeto que iba bordo de una motocicleta. Entre aplausos dijeron adiós a quien dará otras oportunidades de vida, pues algunos de sus órganos fueron donados. Los hechos sucedieron el pasado 27 de marzo.

El joven se encontraba caminando sobre la carretera federal, muy cerca de Cuatro Caminos, cuando de repente fue embestido por un sujeto de edad avanzada que manejaba una moto y fue grabado por cámaras de vigilancia de esa zona.

La madre de Juan Pablo, Cinthya Magallón Bautista, aceptó que los órganos de su hijo fueran donados, en ellos su hijo seguirá vivo dando esperanza a otras personas que se encuentran en una larga fila de espera. Al conocer esta noticia, sus compañeros y padres de familia consiguieron una unidad para poder trasladarse hasta el Hospital de Traumatología y Ortopedia de Puebla Capital, a través de las redes sociales sus compañeros realizaron videos y los compartieron con maestros y la familia estudiantil.

Posteriormente, de acuerdo a un informe oficial de la Delegación del IMSS en Puebla, se realizó la segunda procuración multiorgánica del año en una misma semana en el Hospital de Traumatología y Ortopedia, gracias a la decisión de familia poblana que dijo sí a la donación de órganos y tejidos, del joven activista llamado Juan Pablo de 15 años, que en vida promovía la donación y apoyaba a personas con tratamiento oncológico.


Gracias a este acto de amor, cambió la calidad de vida de cuatro pacientes que se encontraban en lista de espera del Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA). El corazón fue trasplantado en el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, el hígado, en el Centro Médico Naval y las córneas se quedan en el Hospital de Especialidades Manuel Ávila Camacho en Puebla.

El Doctor Francisco Morales Flores, Director del nosocomio en Puebla, informó que después de un accidente por atropellamiento en motocicleta, el joven originario de Izúcar de Matamoros, Puebla, sufrió una muerte por traumatismo craneoencefálico, lo que permitió que se iniciaran los protocolos de donación, caso que no fue de difícil decisión porque el joven había expresado en vida su voluntad de donar sus órganos.

Por su parte, Cinthia, mamá de Juan Pablo, expresó con orgullo que su hijo fue un héroe y tuvo la conciencia de donación de órganos y tejidos y le dio las gracias por ser una gran persona, un gran hijo. El joven a su corta edad tenía un espíritu de ayudar a quienes más lo necesitaban y atravesaban por una enfermedad terminal; en Izúcar pertenecía a un movimiento llamado Ciudad de Héroes, que ayudan a los más necesitados, a través de diversos apoyos.


Jonás amigo de Juan Pablo, quien lo describió como un ser humano que transmitía alegría, extrovertido, le gustaba el básquetbol y ayudaba sin esperar nada cambio, invitó a los que tengan la oportunidad de donar sus órganos, lo hagan porque pueden cambiar la vida de personas que desean otra oportunidad de vida.

El Director del Hospital de Traumatología, Morales Flores invitó a la población para ser donadores voluntarios de órganos y tejidos, cualquier persona que así lo desee puede consultar la página de internet del Centro Nacional de Trasplantes: https://www.gob.mx/cenatra o visitar la página del IMSS en la liga: http://www.imss.gob.mx/salud-en-linea/donacion-organos se podrá registrar la persona interesada para acreditarse como donadora voluntaria.


Sin duda alguna, un gran ejemplo del joven Juan Pablo Uraga Magallón. Descanse en paz.


leticia_montagner@hotmail.com

bottom of page