top of page
  • Redacción.

POR LOS MUNICIPIOS | El huipil


- El uso del huipil, hoy de moda política, es cómodo y funcional


Por Leticia Montagner


Desde hace muchos años, la prenda conocida como huipil, se ha destacado por ser una prenda cómoda y funcional, que brinda libertad y refleja orgullo e identidad nacional.


Actualmente, mujeres líderes de opinión eligen el huipil como proyección de identidad nacional, en diferentes tipos de trabajo, incluyendo las actividades políticas.


Por su simplicidad, confortabilidad sin talla y discurso, ya que en los bordados de estas prendas se encuentran narrativas de todos géneros, incluso guardadas en secreto por las comunidades originarias, el huipil se ha convertido en prenda atemporal favorita de eventos sociales donde la revalorización de lo mexicano va al alza de las tendencias.


Lydia Lavín, Diseñadora de modas, Maestra e Investigadora de indumentarias fundamentalmente prehispánicas, recordó que el origen de la prenda se remonta a unos 500 años, de acuerdo al diario Reforma.


"Portar un huipil es parte de la vida diaria, se nota. Adoptarlo para congraciarse, tratando de familiarizarse con el uso y las costumbres de un pueblo originario, también se nota", puntualizó la Maestra, quien recordó que esta prenda puede usarse para cargar un niño envuelto en un rebozo o como parte de un atuendo ceremonial.


El huipil nació sin género, ataviando el torso desnudo de mexicanas y mexicanos que no tenían problema en mostrar un cuerpo cuidado en todos sus ángulos, dijo la Investigadora.


"Cubrir las vergüenzas", exigencia que se dio a la llegada de los españoles, fue la causa de la modificación en la ergonomía de esta prenda icónica cuando cerró sus orillas laterales para convertirse en pieza unitaria de diferentes largos.


Desde entonces se utilizó así, como prenda unitaria o bien a manera de blusa ceñida a la cintura y combinada sobre una falda o el enredo, una especie de falda larga, una de las prendas más antiguas de la vestimenta indígena que se coloca en la cintura y se sujeta con una faja.


"El huipil es una prenda cómoda y funcional, propicia la circulación del aire, no pretende ceñirse al cuerpo, con sus mangas cortas abona libertad, y sus motivos gráficos van asociados con diferentes temas", señaló.


"La naturaleza representada en flores, hojas y pájaros, el cosmos, el diálogo con los dioses, las historias personales que son contadas con la aguja y los hilos de colores", indicó.


Porque el huipil ha sido interpretado por artesanas y artesanos de Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Quintana Roo, Estado de México, Veracruz, Puebla, Tlaxcala y Michoacán, al menos.


"Los motivos plasmados en un huipil son infinitos. Igual que una prenda de moda, el huipil se transforma en extensión de cada persona", subrayó la especialista en textiles indígenas.


"Políticamente hablando, el huipil puede tener la lectura de promover México, incluso en el mundo y eso es muy válido. Brinda una elegancia innata, es orgullosa investidura, siempre y cuando no sea por motivos falsos".


La palabra huipil proviene del náhuatl huipilli, que significa blusa o vestido adornado.



Contenido

leticia_montagner@hotmail.com

Comments


bottom of page